miércoles, 28 de enero de 2015

Politizar la cultura en tiempos revueltos


A partir de los debates en Guayem, Ganemos y Podemos sobre cultura y la convocatoria de dos congresos culturales en los próximos meses, me ha parecido interesante abordar algunos temas relacionados con este texto que publiqué ayer en Nueva Tribuna

Tiempos electorales
Propuestas e iniciativas varias para incluir en los programas de quienes concurren o pretenden presentarse a las elecciones. Convocados dos congresos de cultura. Uno en Navarra, otro en Madrid. Objetivo general: ¿Crear un plan? ¿un programa? ¿un marco? ¿un pacto? ¿un…? sobre la cultura.

Misión Imposible
La cultura es todo menos un sector unificado, el único hilo de unión son los intereses contrapuestos en un sector que se desarrolló en base a imaginarios radicalmente confrontados.

Cambiemos de chip
no hablemos de cultura: conversemos sobre culturas.

Dineros
Me invitan a intervenir en un debate sobre la financiación de la cultura. No sé como empezar. ¿Financiar a qué? ¿Para qué?
¿Financiar una industria que no tributa entre nosotros cuando tiene ingresos millonarios? ¿Financiar un festival musical que oferta puestos de trabajo a 2,65€ la hora? ¿Financiar proyectos de startups que se apropian de narrativas innovadoras para vaciarlas de contenido y así servir a los coletazos del idilio entre construcciones monstruosas y centros culturales? ¿Financiar un local de música en directo que te intoxica con el peor garrafón? ¿Financiar un centro cultural gestionado por empresas relacionadas con la especulación inmobiliaria, los desahucios o la privatización de hospitales y guarderías públicos que solo buscan mejorar la cuenta de resultados?

¿De qué hablamos?
Más aburrido que las tertulias políticas de los sábados televisivos –antes programaban películas eróticas, por lo menos– es el debate sobre la cultura como derecho o como recurso. Sirve para poco. No lidiemos sobre algo que es un derecho constitucional, exijamos que se cumpla. Así de sencillo. Como eso depende de la voluntad política de turno y, en general, no ocurre, apostemos por un nuevo marco constitucional donde la constitución sea cumplida y no un listado de artículos llenos de buenas palabras e intenciones que en la práctica se quedan en papel mojado. Y no solo en lo relativo a la cultura. Si algo no se cumple, habrá que cambiarlo.

¿Dé que hablar entonces?
Sencillo: politicemos la cultura. Ah, un momento. ¿Recordamos eso de que si la cultura no incide en lo político no es cultura...? Bien, sí. De hecho, desde el 15M vivimos el mayor vuelco cultural en más de treinta años. Tal vez deberíamos puntualizar. La propuesta sería pues: politicemos la Cultura, el sector, los gremios, las políticas, las instituciones e incluso las industrias si me apuran. Hagámoslo, pero sin volver a caer en la fácil tentación del cortoplacismo electoral o partidista, uno de nuestras grandes lacras.
La agenda, si es que existe, siempre la marcan terceros: la coyuntura política, las instituciones, las industrias culturales, las sociedades de gestión, las…
Hagamos nuestra hoja de ruta.

Deseemos otro imaginario
Hablemos de como conseguir que todos tengan acceso a la cultura, no solo a su difusión, también a la creación y a la producción. Hablemos de como acceden los productores pero también el público, los agentes, los gestores. Pensemos en nosotros, no en todos –ya se ha comentado anteriormente que no somos un sector unificado y homogéneo–, pero sí en la mayoría.

No hablemos de financiación
Hablemos de sostenibilidad. Medidas que impulsen la creación, la difusión, la legislación, el registro y de manera especial la formación, la gran olvidada. Primordial para hacer sostenible las culturas  contribuyendo a la existencia de creadores, artistas y trabajadores culturales.

No es lo mismo
La UNESCO dixit: "las actividades, los bienes y los servicios culturales son de índole a la vez económica y cultural, porque son portadores de identidades, valores y significados, y por consiguiente no deben tratarse como si solo tuviesen un valor comercial". El acceso a las culturas es un derecho pero también debe garantizar un trabajo digno, remunerado. El conocimiento y la creación son inmateriales y no deben, ni pueden, tratarse como la mayoría de los objetos productivos materiales. Si no son lo mismo no los tratemos igual. La materia prima cultura es el conocimiento, no algo extraído de la naturaleza y manipulado para su consumo ¿o si?

No confundir por favor
Como bien explica el maestro Juan Urrutia, los recursos existen. Lo que no existe –que diría Rubén Martínez– es una economía cultural. Existe una economía política de la cultura. Los recursos existen y políticamente se decide cómo gestionarlos. No somos un país que carezca de ellos.
Trabajemos para cambiar las prioridades:
¿sanidad/armas?
¿educación/bancos?
 ¿cultura/amnistía fiscal? 
¿Quién pone el cascabel a los Presupuestos Generales del Estado? Cambiarlo también depende de nosotros.

Seamos patriotas
Si quieren hablar de economía política de la cultura, hablemos. Solo es preciso mirar  la balanza comercial de las industrias culturales. ¿Cuánto importamos? ¿Cuánto exportamos? ¿Alguien tiene en cuenta dicha balanza comercial? Seamos patriotas de verdad, no de banderitas, himnos o frases manidas.
Apoyemos nuestra creación, a nuestros creadores, a nuestras empresas, a nuestros colectivos. No fomentemos leyes y acuerdos que nos excluyan, derroten o nos obligue a sobrevivir en la precariedad. Fomentemos la cooperación y el intercambio, los lazos con el Sur –patrimoniales, económicos, colaborativos, históricos–.
No olvidemos la diversidad de nuestras culturas nacionales para sucumbir ante una globalización excluyente y seguir desequilibrando nuestra balanza comercial. La diversidad es una riqueza, no un problema.

Busquemos algo
Marcos, acuerdos, pactos, programas… de confluencia. Politicemos la cultura. Incidamos en todo. No nos dejemos en manos de los mejores que excluyen a la mayoría y dan pie al surgimiento de un neofascismo oculto. Si en la cultura participamos todos, ya sea creando, gestionando o consumiendo, todos debemos participar en su gestión, pero también en su legislación.
Estamos en un cambio de paradigma reflejado en el nuevo escenario político que se presenta en Europa. Esta mudanza tiene mucho que ver con la cultura. Pasamos de un paradigma absolutamente competitivo (masculino) a otro colaborativo (femenino) que va a cambiar radicalmente nuestro modelo de sociedad.
Un modelo que también pasa por una transformación vertical de competencias, más descentralizadas y cercanas a la ciudadanía; y también horizontal, acerca de espacios y presupuestos gestionados directamente por la ciudadanía.

Apostemos
Por unas culturas en su sentido más amplio y político. Para la transformación social. Para profundizar en la democracia. Para apropiarse del saber y compartirlo. Para enriquecer la vida cotidiana. Para educar, educarnos, formar y formarnos. Para trabajar por la paz y despatriarcalizar la sociedad. Para frenar al colonialismo de las industrias culturales que desestabilizan nuestras balanzas económicas. El 65% de la exportaciones de Estados Unidos en 2012 correspondieron a productos inmateriales –conocimiento, información...–. Ellos lo tienen claro, ¿y nosotros?

Hagámoslo
Desde abajo, de manera transversal. Cambiando tanto el proceso creativo, como su divulgación con la participación de todos en ello. Liberemos el conocimiento. Creemos un horizonte de ilusiones. Rompamos la hegemonía cultural existente y trabajemos para que no exista ninguna más.

domingo, 25 de enero de 2015

Les Anarchistes "A las Barricadas"


Les Anarchistes "Bella ciao"


Comentario y trailer de la película porno"Manson Family XXX" del blog @pornogafapasta




Texto publicado en el blog especializado @pornogafapasta

En junio adelantábamos el proyecto (y la polémica que trajo) de la película sobre la 'familia' Manson que planeaba Will Ryder. La película se estrenó el pasado 30 de septiembre y, a falta de un tráiler convencional, Will Ryder lanzó unos días antes del estreno un teaser fotográfico a ritmo del 'Helter Skelter'.


Sarah Vandella, Nadia Styles, Maya Grand, Cassidy Klein, Judas y Gaia son algunas de las actrices que acompañan a JS (que interpreta a Manson) en un relato que se centra, básicamente, en la vida sexual liberal que tenía esta trágicamente famosa 'familia'.

"Marca España ¿a quíén beneficia" un corto, y un libro, de Paz con Dignidad

viernes, 23 de enero de 2015

Eva Cassidy "Chain Of Fools"


Tanya Tucker "Love me like you used to"


"Soy un hombre. Bueno nadie es perfecto" Final de "Con faldas y a lo loco" de Billy Wilder.




"Hablé con mamá. Estaba tan contenta que hasta lloró. Quiere que lleves su vestido de novia. Es de encaje blanco ". (Osgoog)

- "Osgood, no puedo casarme con el vestido de tu mamá. Seguro que ella y yo ...no tenemos el mismo tipo". (Jack Lemmon disfrazado de mujer)
- "Podemos arreglarlo". 

-: "Oh, no hace falta. Osgood, he de ser sincera contigo. Tú y yo no podemos casarnos".
- "¿Por qué no?.
 "Pues, primero porque no soy rubia natural".
- "No me importa".

- "Y fumo. ¡Fumo muchísimo!".
- "Me es igual".

- "¡Tengo un horrible pasado!. Desde hace tres años estoy viviendo con un saxofonista".
- "Te lo perdono".

- "Nunca podré tener hijos".
- "Los adoptaremos"
.
- "No me comprendes, Osgood. (Se quita la peluca). Soy un hombre".
- "Bueno, nadie es perfecto".

Polikarpa y sus Viciosas - En directo en Vive Le Punk 2013.


jueves, 22 de enero de 2015

Los electores griegos no deben dejarse intimidar


Artículo originalmente publicado por Mark Weisbrot en US News & World Report

Volvemos a lo mismo de siempre. Hablan de que Grecia abandonará el euro, y el gobierno alemán ha intentado plantear que aquella salida no significa gran cosa para Europa; luego, aparentemente, se distanció de dicha posición. Al mismo tiempo, el gobierno alemán parece querer influir en la elección griega, fijada para este 25 de enero, al sugerir que si el partido de izquierda Syriza ganara, la salida de Grecia sería el resultado. Syriza, liderada por el popular y carismático Alexis Tsipras, no amenaza con dejar la zona euro, pero sí ha prometido renegociar la insostenible deuda griega. Syriza también propone revertir las devastadoras políticas de austeridad en Grecia, impuestas por las autoridades europeas, que le han traído al país 6 años de crisis y un desempleo superior al 25 por ciento.

Ya hemos oído antes buena parte de esta historia, sin embargo la manera en que la mayoría de los medios la presenta puede generar confusión con respecto a lo que está pasando realmente. En particular, todo ese alarde de cómo responderán los mercados financieros a la elección es algo engañoso. Los mercados financieros no son la fuerza motriz en este caso. Más bien, se trata de las autoridades europeas, con el Banco Central Europeo (BCE) al frente. Mario Draghi, el presidente del BCE, confirmó este hecho por encima de cualquier duda el 26 de julio pasado, cuando puso fin a la crisis financiera en Europa con apenas unas palabras, al anunciar que el BCE estaba “dispuesto a hacer lo que fuera para preservar el euro.”

Ni siquiera tuvo que respaldar su anuncio con dinero contante y sonante. El rendimiento de los bonos de los gobiernos europeos en dificultad –incluyendo la deuda de Italia y España, de tamaño suficiente como para provocar un colapso europeo– se vino a la baja, y de repente la crisis financiera en torno al euro había culminado.

Lo que esto demostró al mundo, para los que estaban atentos, fue que los últimos dos años de crisis (y recesión) financiera tuvieron poco que ver con lo que “pensaban” los mercados financieros; fueron más bien el resultado directo de la prolongación de la crisis por las autoridades europeas, con el fin de extraer concesiones de los agobiados gobiernos del sur de Europa.

Lamentablemente, el fin de la crisis financiera no resultó ser el fin de los problemas de la zona euro; dado que se mantuvo la austeridad fiscal, la economía de la zona euro no se recuperó realmente.  El desempleo, que alcanza un 11,5 por ciento para la zona euro, permanece cercano a niveles máximos; y el Comité Fijador de Fechas de Ciclos Comerciales de la Zona Euro, aún no ha anunciado el final de la segunda recesión, que comenzó hace tres años.

Tsipras está caminando en una cuerda floja, tirado entre exigir lo que el pueblo griego necesita y clama con urgencia, por un lado, y no permitir que las autoridades europeas espanten a los electores para que no votan por su partido, por el otro. Las autoridades europeas buscan convencer a los electores griegos de que no tienen opciones, y que un voto por Syriza significa que se verán forzados a salirse del euro, trayendo como resultado un desastre económico.

Pero no es cierto. Cabe destacar que Grecia posee bastante poder de negociación que aún no ha sido utilizado. Independientemente de lo que diga el gobierno alemán, tiene un temor real y justificado en cuanto a la expulsión de Grecia de la zona euro. El temor no gira en torno a qué ocurrirá con los mercados financieros –algo que el BCE ha demostrado poder manejar– sino el escenario planteado por el ex economista del FMI, Arvind Subramanian en el año 2012: la posibilidad de que Grecia podría, luego de una crisis inicial, recuperarse de forma mucho más rápida que el resto de la zona euro, haciendo que otros países también quieran salirse del euro.

Una recuperación solida no estaría garantizada - requeriría una buena gestión económica – pero . por varias razones, sería el corolario más probable de dejar el euro. Este hecho es aún más cierto hoy día que hace unos años, dado que Grecia registra un superávit primario a nivel presupuestario al igual que en su balanza comercial.

Grecia sigue enfrentando un futuro deprimente bajo el actual programa europeo, con un desempleo de 18 por ciento incluso para el 2017, según las proyecciones del FMI, que con frecuencia han sido demasiado optimistas en el pasado. El desempleo masivo también se vislumbra como la norma en la zona euro, con un desempleo superior al 10 por ciento para el 2017, incluso si el programa de las autoridades de la zona euro resulta “exitoso”; sin contar todos los demás sacrificios en cuanto al nivel de vida, que incluyen recortes en la inversión en salud, las pensiones públicas, los salarios mínimos y los servicios del gobierno.

Este castigo prolongado e ingeniería social regresiva por parte de las autoridades europeas, solo se hace posible porque el electorado ha ejercido poca o ninguna influencia sobre las decisiones más importantes en materia de política económica. Los griegos intentan reconquistar parte de ese terreno perdido, de ahí que los de arriba se empeñen en tratar de intimidarles.

 Mark Weisbrot es codirector del Center for Economic and Policy Research, en Washington, D.C. (www.cepr.net ). También es presidente de la organización de política exterior, Just Foreign Policy ( www.justforeignpolicy.org ).

Película: "Noticias de la Antigüedad ideológica: Marx/Eisenstein/El capital" de Alexander Kluge







Texto extraído del pase de la película en el Museo Nacional /Centro de Arte Reina Sofía 

Noticias de la Antigüedad ideológica: Marx/Eisenstein/El capital (2008) es una de las películas más complejas y monumentales de la historia del cine reciente. A lo largo de casi nueve horas de duración, su director, Alexander Kluge (Alemania, 1932), propone una reconstrucción del proyecto inacabado de Eisenstein de rodar El capital de Karl Marx tras un febril encuentro con James Joyce en 1927. Noticias de la Antigüedad ideológica es también un nuevo giro de tuerca para entender el espectro contemporáneo de Marx a partir de una imagen fantasmagórica, constituida por la asociación libre y el montaje de ideas, capaz de volver a imaginar el cine como un medio crítico y de conocimiento. 
Si bien esta película participa de la pulsión actual hacia El capital, Kluge se distancia de las celebraciones y retornos literales dominantes para armar un relato alegórico en el que, mientras el texto es la potencia melancólica de un proyecto radical irrealizado, el subtexto es la redención del presente a partir de una rigurosa excavación del pasado. De esta forma, Noticias de la Antigüedad ideológica se plantea como un  amplio archivo transversal que contiene el cine dentro del cine, las imágenes de historia y catástrofe del s.XX, fragmentos de ópera, entrevistas a distintos pensadores (Peter Sloterdijk, Oskar Negt, Hans Magnus Enzensberger…), ficciones interpretadas, esfuerzos pedagógicos o textos y fragmentos de discurso proyectados entre las imágenes. Dentro de este torrente, Kluge  parece referirse a cómo los media son tanto ruinas del pasado como modelos de futuro. "La historia del cine sigue siendo un desafío", escribe; "es un Fénix, y sigue sin cumplirse. Alrededor de 1929, cuando Eisenstein quiso realizar su versión de El capital de Marx, en el umbral del cine sonoro, el viejo cine muere por primera vez por motivos comerciales para volver a surgir en otra parte. Hoy es lo mismo: el cine está muriéndose en los cines y vuelve a surgir en Internet".
Así, con una práctica cercana al cine en su propia disolución, basada en el fragmento y en el ensamblaje, Kluge vuelve paradójicamente a afirmar el cine. Un cine que no es un espacio de autorepresentación de lo existente, como la industria cultural que describiera su profesor, Theodor Adorno, sino un ámbito para introducir negatividad y pensar contrapuntos. 

miércoles, 21 de enero de 2015

Calibán. Nº 0. Revista semestral de antropofagia cultural (descarga libre)


Hoy he comprado esta revista mexicana, cuyos contenidos parecen muy interesantes. Se puede descargar libremente aquí

Transcribo El Proyecto:


Calibán. Revista de antropofagia cultural es una publicación de reflexión y profundización teórica crítica de la izquierda. Calibán busca fomentar el diálogo entre los espacios de producción de teoría (la academia, sobre todo), que tantas veces parecen absorbidos en monólogos estériles, y las experiencias de militancia política emancipadora, donde a menudo falta tiempo y energía para discusiones teóricas más amplias.
En las páginas de Calibán, escriben activistas e investigadora/os, estudiantes y militantes, provenientes de experiencias y geografías muy diversas, construyendo de esta manera un espacio de reflexión sobre problemas comunes. Los textos aspiran a cierta rigurosidad teórica, al mismo tiempo que pretenden superar las formas y el lenguaje excluyentes que caracterizan buena parte de la producción académica.
La revista se hace gracias a las compañeras y compañeros de México, Bolivia, Brasil, Argentina, Francia, Italia, España, Alemania, Grecia y otros lugares que invierten su energía y su tiempo en reflexionar y escribir sobre temas y experiencias que les mueven y se mueven a su alrededor y que consideran que vale la pena compartir; los y las compas que traducen los textos, que hacen las correcciones de estilo, que contribuyen con la obra gráfica, que establecen vínculos, que nos ayudan de mil maneras en la organización de los eventos, y un largo etcétera.
Con el afán de superar los límites que la lógica mercantil imperante impone al conocimiento, Calibán es una revista impresa y electrónica, para promover el libre acceso, reproducción y uso de los textos bajo licencia Creative Commons.

Libro sobre asesinato de periodistas en Uchuraccay (Book trailer)





El 26 de enero de 1983 ocurrió un trágico hecho que conmocionó al mundo entero: en Uchuraccay, un remoto paraje de la sierra alta de Ayacucho, Perú, ocho periodistas y un guía fueron brutalmente asesinados por campesinos de esa comunidad andina.

Los Aldeanos "Estamos en medio de la calle"