lunes, 31 de marzo de 2008

Reportaje en Miradas 2 de TVE

El programa de La 2 de TVE que dirige Antonio Parra ha realizado el siguiente reportaje sobre la Guía.

Para los que no lo ven directamente en la pantalla pueden seguirlo en su web: www.miradas2.tve.es

domingo, 30 de marzo de 2008

Princesa de África

He recibido información sobre esta película que se presenta próximamente en el Festival de Cine de Málaga que parece muy interesante.

Adiós Amigo



El miércoles, durante la presentación de la "Guía de las músicas del Magreb" en Zaragoza, estuvimos hablando de él.

Fue un gran innovador, empeñado en poner a Huesca ciudad y Huesca Provincia en las gran citas culturales del país.

En los tres últimos años viajamos juntos a Barcelona, Bilbao, Donosti, Madrid... siempre trabajando con entusiasmo y dedicación. En la visita a la capital donostiarra siempre hacía una parada en el "Museo del Whisky" donde siempre nos encontrábamos con alguna persona relacionada con el Festival de Cine.

En Pirineos Sur teníamos encuentros casi a diario, con algunas cenas incluidas. Nos regaló libros magnficamente editados sobre la labor cultural de la Diputación y también algunas monografías cinematográficas. Por un problema de fechas el año pasado Gustavo Santaolalla no puedo asistir al Festival cinematográfico que había fundado y dirigía.

Se fue un trabajador de la cultura, una excelente persona que siempre nos apoyó cuando fue necesario. Hoy al borrar su teléfono en la memoria de mi móvil o al eliminar su correo electrónico no puedo dejar en pensar en las buenas personas que hemos conocido en nuestra profesión, que se creían y disfrutaban con el trabajo. Pepe era una de ellas.

Adiós amigo.

En El País de hoy Diego Galán le recuerda de la siguiente manera:
El valeroso José María Escriche, que ha muerto a los 57 años víctima de un cáncer, fue uno de esos hombres que no se dan a conocer pero que luchan en la sombra contra viento y marea por defender el escaparate cultural que supone un festival de cine. Sin Escriche es difícil concebir el Festival de Huesca, creado hace ahora 36 años por un grupo de muchachos inquietos que se reunían alrededor del cineclub de una peña cultural para comprometerse en mejorar la vida cultural de su ciudad, y en defender y divulgar los cortometrajes, siempre hermanos menores en la industria cinematográfica.

Escriche fue funcionario, concejal del PSOE, asesor cultural de la Diputación Provincial de Huesca, integrante del Consejo Aragonés de Enseñanzas Artísticas, y miembro fundador de la coordinadora europea de festivales de cine, auspiciada por la Unión Europea. Pero, sobre todo, fue un animador cultural, y un animador a secas. No había institución ni invitado a quien no atendiera personalmente con una alegría que a veces podría parecer frívola pero que en realidad nacía de un sabio saber hacer: pocos se podían sustraer a su capacidad de seducción. Con ella logró que los oscenses se interesaran por el mundo del cortometraje, aunque, eso sí, atrayéndolos con una muestra de largometrajes europeos: un ardid de los suyos. Y que el Festival de Huesca fuera creciendo año tras año.

Estaba empeñado en que los cortometrajes alcanzasen rango de obras adultas, sabiendo que un festival como el suyo es fundamental para promocionarlos. Así lo pregonaba en charlas y entrevistas por Europa y América Latina, donde el Festival de Huesca es, curiosamente, más reconocido que en España. Reclamaba interés hacia las películas de los cortometrajistas, y últimamente también de los directores de documentales, a quienes el festival ha comenzado a prestar el mismo cuidado. Y, naturalmente, reclamaba atención para el propio Festival de Huesca, que en su próxima edición de junio estrenará una nueva y moderna sede, en cuya creación colaboró de forma esencial. Allí recibirá tardíamente el homenaje que la ciudad y los directores de cortos le deben.

jueves, 20 de marzo de 2008

Lili Boniche nos dejó

El crooner de la kasbah nos dejó el pasado día 3. Uno de los más grandes artistas de la música argelina. Hijo de padres judíos, de origen español, nos mostro sus grandes cualidades como intérprete y como laudita.. El rey de las noches argelinas y parisinas se atrevió con todo de tipo de canciones, incluidos boleros ("Bésame mucho") de Consuelo Velasquez. François Mitterrand fue uno de sus grandes seguidores.
He encontrado varios videos en YouTube, pero he subido su explendida versión de "Bambino" y un tema con Maurice El Médioni otro de los grandes de la música argelina.

Lavapiés, un mundo aparte



Nuevo número de Cambio 16

Nuevo número de Cambio16 donde se analiza los resultados electorales y se incluye un artículo que he escrito sobre los incidentes ocurridos en los barrios de La Latina y Lavapies, la noche del 29 de febrero con motivo de la convocatoria de un acto electoral de extrema derecha en la Plaza de Tirso de Molina.

Apple ofrece a las discográficas un canon extra por acceso ilimitado a iTunes

Nota aparecida en:
http://www.noticiasdot.com/wp2/2008/03/19/apple-ofrece-a-las-discograficas-un-canon-extra-por-acceso-ilimitado-a-itunes

Los propietarios de un iPod o un iPhone podrían acceder “gratis” a todo el fondo músical de iTunes por el pago de un recargo en el precio del dispositivo Apple Inc está en conversaciones con las grandes compañías discográficas para ofrecer a sus clientes libre acceso a toda la biblioteca de música de iTunes, a cambio de un pago extra por sus iPod o iPhone, según el diario británico Financial Times.

Citando a personas cercanas a las conversaciones, el periódico publicó el miércoles que las negociaciones giraban en torno a una discrepancia por el precio que Apple estaría dispuesta a pagar para acceder al catálogo de las discográficas.

Un directivo del sector comentó que, según un estudio, los consumidores estarían dispuestos a pagar hasta 100 dólares por tener acceso ilimitado a música durante toda la vida útil de su dispositivo, o una cuota mensual de 7 u 8 dólares por un modelo de suscripción

domingo, 16 de marzo de 2008

Nine Inch Nails regala sus nuevas canciones y consigue 1,6 millones de dólares en una semana

Nota aparecida en:
http://www.tuexperto.com/2008/03/14/nine-inch-nails-regala-sus-nuevas-canciones-y-consigue-16-millones-de-dolares-en-una-semana

Señores de la industria discográfica, tomen nota de cómo se puede aprovechar Internet y hasta las redes de intercambio de archivos para ganar dinero. Mucho dinero. Hasta 1,6 millones de dólares en una semana. Ahí tienen el ejemplo del grupo Nine Inch Nails, que está distribuyendo su último disco "Ghosts I-IV" mediante un sistema mixto que incluye el CD de toda la vida, la venta por Internet a través de Amazon MP3 y la descarga gratuita a través de un programa p2p como BitTorrent (leen bien).


La estrategia consiste en usar la descarga gratuita para abrir boca, la compra por Internet para la música en bruto y el disco óptico para los que busquen algo más, incluidas ediciones para coleccionistas. El disco completo contiene 36 canciones divididas en 4 volúmenes. El primer volumen directamente se puede descargar gratis a través de BitTorrent, ya que el propio grupo se ha encargado de ponerlo allí. Quien quiera conseguir los cuatro volúmenes los puede comprar en formato MP3 en Amazon.com o desde la web oficial de la banda por 5 dólares (¡¡¡ 3,2 euros !!!). Y sin ningún tipo de sistema de protección anticopia (DRM).

En las tiendas de ladrillo de toda la vida, los cuatro volúmenes se venden en dos CDs por 10 dólares (uns 6,4 euros) y aparte hay dos versiones para usuarios más exigentes. Una a 75 dólares (unos 48 euros) con extras como códigos para descargas, un folleto de 16 páginas o un DVD con las pistas de las canciones listas para remezclar y crear nuevos temas, ya que están bajo licencia Creative Commons. Por 300 dólares (unos 192 euros) existe otra edición para coleccionistas con el plus de tener las canciones en 4 discos de vinilo, un pack para auténticos fans y DJs.

¿Y cómo le ha salido la jugada a la banda estadounidense? Pues en total han sido 800.000 descargas, incluyendo las de pago y las gratuitas, que han dejado unos beneficios de 1,6 millones de dólares en siete días. Y lo mejor de todo: poner el disco a la venta en Amazon MP3 sólo les ha costado 38 dólares (unos 24,3 euros). Un jugoso margen de beneficios al evitarse los costes de distribución convencionales.

Para que luego digan que la distribución de música por Internet todavía no está lo suficientemente madura, y que lo que hay que hacer es impulsar la venta del disco óptico y promover un canon digital por el bien de los autores (los mismos que luego no ven ni la décima parte del dinero que generan sus creaciones). Quizás el problema esté en que las mentes de quienes dirigen las discográficas están ya demasiado maduras como para ver el potencial de estrategias como la de Nine Inch Nails o el precedente de Radiohead con su disco "In Rainbows".

Cuando vayas a Madrid Chulapa mía, voy hacerte emperatriz de Lavapiés

Las cosas casi nunca ocurren por casualidad y lo acontecido la noche del 29 de febrero en las calles del distrito madrileño de Centro, no es ni mucho menos fruto del azar. Los medios de comunicación han recurrido, como casi siempre, a la simplicidad del “enfrentamiento entre grupos radicales”. Un simplismo basado en el desconocimiento y la realidad de una zona, seña de identidad de la capital.

Galdós en los Episodios Nacionales ya comentaba que La Latina “era el barrio madrileño más republicano” donde el progresismo intelectual y laboral se daban cita en tabernas, bodegas, fondas y chatarrerías. El antiguo Avapiés creció en la judería capitalina, los más humildes no podían salir de los límites de la misma. Con las expulsiones de los Reyes Católicos tuvieron que emigrar al norte de África, para ir retornando con posterioridad poco a poco, asentándose una población mestiza desde aquellos años. Al día siguiente de la rebelión del 18 de julio, militantes falangistas acribillaron a los vecinos que paseaban tranquilamente por sus calles desde la terraza de las Escuelas Pías. Durante los años de dictadura fue una zona totalmente abandonada a su suerte, sin apenas servicios y con una población hacinada en minúsculas “casas”. Aquella dejadez permite que hoy en la Plaza de Cabestreros permanezca todavía una fuente con la inscripción “República Española”. La llegada de la democracia produjo cambios, pero no los suficientes para equiparar su calidad de vida a la de la mayoría de los habitantes de la ciudad. La carencia de equipamientos deportivos, sanitarios y asistenciales eran y son insuficientes.

La población fue envejeciendo y poco a poco empezó a establecerse una importante población emigrante, sobre todo magrebí y asiática. Los comerciantes de esta última región fueron autorizados para crear establecimientos mayoristas convirtiendo la zona, con la bendición municipal, en un gran polígono industrial en el distrito nº1 de la ciudad. Los embalajes vacíos de las mercancías se amontonan en aceras donde la limpieza urbana es exigua ante tanto comercio al por mayor. Algo totalmente inexplicable en cualquier otra capital europea. La Navidad tiene menos trascendencia que el Ramadán o el Año Nuevo Chino. En paralelo jóvenes alternativos, culturales y okupas se establecen en el barrio o realizan allí sus actividades. Surgen múltiples iniciativas autónomas, independientes y la apertura de espacios para el ocio y la cultura nada convencionales. Posteriormente se van acercando profesionales de la comunicación y la cultura, incluso algunos diputados, evidentemente no conservadores. La zona es un ejemplo de tolerancia, pluralidad, diversidad y respeto. Como se puede comprobar en sus calles y en las actividades programadas; fiestas populares, Noches de Ramadán, Año Nuevo Chino... Los problemas más conflictivos son los habituales de cualquier otro lugar de una gran ciudad. En los últimos tiempos, según se comenta en diferentes foros de Internet, la policía municipal ha efectuado redadas, uniformados o de paisano, realizando inspecciones de dudosa legalidad. Se insinúan extorsiones a camellos, todo ello dentro de una campaña de “limpieza” con claros tintes especulativos. Realidad de un barrio que ha salido, históricamente, adelante por el esfuerzo de sus moradores y que ahora quieren rentabilizar los especuladores de siempre.

Cualquiera en Madrid conoce esta realidad, por eso la convocatoria de un acto electoral de organizaciones neonazis sólo puede ser una provocación a los habitantes de un barrio que lo único que pretenden es vivir de la mejor manera posible y afianzar la convivencia de una sociedad tan plural y compleja. Su autorización no puede justificarse por un derecho democrático. Es un acto provocativo, con el objetivo de violentar la convivencia y los derechos, fomentando odio y enfrentamiento. En la Plaza de Tirso de Molina, lugar de la “convocatoria electoral”, todos los días se reúnen varias decenas de subsaharianos. Allí se encuentran las sedes de la CNT y del Club de Amigos de la Unesco. En la plaza comienza la calle Mesón de Paredes donde los senegaleses tienen sus lugares de relación. La realización de un acto de estas características es un riesgo seguro para personas y establecimientos. Recordar que en una de las últimas concentraciones fascistas, el joven Carlos Javier Palomino Muñoz fue asesinado, precisamente, en el metro de Lavapiés. Ocurrió el pasado mes de diciembre.

No tiene justificación que el Estado prevenga todo tipo de posibles enfrentamientos en cualquier lugar y en el distrito Centro de la capital no se haga nada por impedirlo. No se entiende que se ilegalice a unas fuerzas políticas por su implicación en actos violentos y otras puedan pasearse a sus anchas por algunas ciudades-feudo de gobiernos conservadores, amedrentando a la población. El consentimiento de este tipo de actos no debe enmarcarse en un derecho democrático; tiene que ver con la estrategia de crear confrontación en la calle, unida a una actividad comercial al por mayor, autorizada, molesta para todos los vecinos. La falta de servicios suficientes, la escasa limpieza, el intento de promover el choque entre diferentes comunidades, promovido por mensajes electorales claramente xenófogos, tienen un objetivo definido: convertir la zona en un hervidero que beneficie a intereses inmobiliario-especulativos. En este contexto hay que enmarcar lo acontecido, lo demás es solo parte de una realidad sesgada.

La especulación quiere acabar con aquel “Madrid” que cantaba Agustín Lara, cuando todavía nunca había viajado a España. Un tema fruto de un amor secreto con una actriz granadina, residente en la calle Caravaca 9, que visitó México cautivando al singular galán:

“Cuando vayas a Madrid chulona mía,
Voy a hacerte emperatriz de Lavapiés
Y alfombrarte con claveles la Gran Vía
Y a bañarte con vinillo de Jerez”.

jueves, 13 de marzo de 2008

Nuevo número de Cambio16

En el último número de Cambio16 analiza el triunfo electoral de Zapatero así como otros artículos de información y opinión. Entre estos últimos se incluye uno de mi autoría; “Qué fue del prohibido prohibir”, publicado anteriormente en este blog.

La campaña contra la música en Internet encabeza el ranking de los peores errores de las discográficas

13. Marzo 2008, 1:39Redacción de Noticiasdot.com

La revista ‘Blender’ realizó un listado de los ‘20 mayores errores de las compañías de discos de la historia’ y el primer puesto lo ocupa la industria discográfica por el fracaso de las empresas en beneficiarse de Internet.

Agencias - “La campaña de las discográficas por impedir que su música dejara de estar disponible gratis en Internet ha sido como intentar ponerle freno a un huracán, más de mil millones de archivos cambian de manos cada mes en las redes entre particulares”, analizó la revista Blender.

Durante muchos años, el cazatalentos que rechazó a Los Beatles, Dick Rowe, había encabezado ese rankig, al ser considerado como el autor del mayor error de la industria de la música.

Rowe ha pasado al número 2 de la lista por rechazar educadamente a Los Beatles después de una desastrosa audición de la inexperta banda en 1962.

Además, Geffen Records goza del privilegio de ser la única compañía discográfica en ocupar dos puestos del listado.

El puesto número 11, lo ocupa por demandar a Neil Young porque no les gustaba su dirección musical poco comercial; y el 12, por gastar alrededor de 13 millones de dólares en un disco de Guns N’ Roses que después de una década de trabajo aún no ha visto la luz.

Número nuevo de Cuadernos Para el Diálogo

“Mariano y cierra Esppaña” es el tema central del número 28 de la nueva etapa de esta histórica revista.

El artículo central está firmado por Diego Caballero. También escriben sobre el tema Manuel Domínguez Moreno “Un cierto tufo xenófogo”. Pedro Mendoza sobre “Adiós, Concordato, adiós”. “Con sotanas y a lo loco” (Concha Pérez Rojas), “Exvoto (no electoral” (Carlos Martín Tornero), “A Dios rogando” (Manuel Machuca) y un artículo que publique hace un tiempo en este blog “Como conseguir un contrato de españolidad sin problemas”.

Entre otros mencionar también los artículos del amigo Rafael García-Rico sobre “Adolfo Marsillach… Tan cerca” y de Horacio Pascual Rial “Vindicación de Jean-Paul Sastre” entre otros, destacando también las viñetas e ilustraciones que se incluyen.

Número 3 de Ritmos del Mundo

Ya está en los quioscos el tercer número de la revista dirigida por Jorge Ortega y Alfred Campos.
Las notas principales está dedicadas a Emir Kusturica, pero también a la rumba catalana, los sonidos del Tibet y artículos sobre Asa, Xosé Manuel Budiño, Ana Alcaide, El Torta... asi como las habituales noticias, biblioteca, la claqueta.... Las críticas de discos y de conciertos y un estudio sobre la "Guía de las músicas del Magreb" que hemos editado.
Se incluye también mi colaboración habitual "Objetivamente, subjetivo".

martes, 4 de marzo de 2008

Canta con nosotros

Fernando Berlín tiene una de las mejores página de La Red española. Radio Clave a la que se puede acceder desde los enlaces que se incluyen en la sección correspondiente de este blog. Es un placer siempre escucharle en la SER y navegar por su página.
Ha publicado un video muy logrado en estas fechas, una versión no de Glutamato Ye Yé si no de Los Pecadores, de la canción "Canta con nosotros" de Voces Amigas.
El grupo de Iñaky fue uno de los más interesantes de los ochenta, junto con el resto de las Hornadas Irritantes.
Suelo ponerles siempre en nuestras fiestas, sobre todo su himno del Atleti "soy valiente y leal rojiblanco" con música del himno de La Legión.
A Glutamato les incluimos hace años en una Fiesta de Carnaval en el Círculo de Bellas Artes.
El video

sábado, 1 de marzo de 2008

Incidentes en Lavapies

Nadie puede explicarse como se autorizó en el barrio un acto electoral neo-nazi. Justamente en la Plaza de Molina, punto de encuentro de subsaharianos al atardecer, donde se encuentran la sedes del la CNT y del Club de Amigos de la UNESCO.
Nadie debe justificar los incidentes, aunque sí se puede. Esta mañana en los bares, el mercado, los quioscos de prensa todo el mundo se preguntaba, como se había autorizado ese acto electoral.
Una irresponsabilidad de alguíen que no ha sabido impedir lo acontecido y que se preocupa más por la Manifestación del 8 de Marzo, prevista para el próximo sábado. ¿Cuándo las reivindicaciones del movimiento femeninas ha causado disturbios?
Lo que esta claro que el barrio está cabreado por el deterioro que padece por el abandono de las autoridades madrileñas que han permitido que se convierta en un gran polígono industrial en el medio de la ciudad y por los incidentes que se producen cada cierto tiempo, normalmente cerca del 20-N, por la presencia de aquellos que van a la cercana Plaza de Oriente.
El resto del año la conflictividad es similar a la de cualquier barrio.
¿Por qué Rajoy y el PP no dice nada de estas provocaciones a vecinos e imigrantes de aquellos que sólo quieren una raza monocolor? ¿Tienen medio de perder parte de su electorado más radical?
Tanto discurso xenófogo es el mejor caldo de cultivo para este tipo de altercados.

Qué fue del prohibido, prohibir

Hace unos días Adrián Vogel, antiguo responsable artístico de una de las mayores discográficas del país comentaba en su blog (http://elmundano.wordpress.com) “¿Dónde está el periodismo de investigación?”. Venía a colación por los datos facilitados por Pérez Rubalcaba a propósito de la labor realizada por el candidato a Presidente de Gobierno Sr. Rajoy, durante su estancia al frente del Ministerio del Interior. Vogel en su texto, mencionaba como, el hoy partidario de suprimir el canon digital, se las gastaba al frente de la seguridad y legalidad del Estado. Al plantearle el problema de la invasión del top manta en España en una reunión, con representantes de los distintos sectores que conforman la industria de la música, le restó importancia, mientras se fumaba un puro: “mejor eso a que se dediquen a otras cosas”.

No sólo hay que hablar de periodismo combativo, también hay que hacerlo de otros actores que han tenido un papel muy importante en todos los procesos de cambio, y que hoy nos preguntamos ¿dónde están?. La cultura crítica, el pensamiento independiente parece que han desaparecido en pos de no se sabe, o sí, que fomenta, mantiene y perpetua ciertos, para unos más que para otros, privilegios que les hacen renunciar a casi todo y a expresarse con determinación.

Cuando echamos un vistazo a las revistas culturales que encontrábamos en nuestros quioscos, en los setenta y ochenta, podemos comprobar el retroceso informativo-cultural que padecemos.

Star, Ajoblanco, El Viejo Topo, AU, Ozono, Sal Común, Vibraciones, Disco Express…, podían competir, y superar en atrevimiento a las revistas de información general. Hablaban poco de la política habitual, pero los contenidos de sus números eran mucho más políticos que los que aparecían en las “normales”. Sí podemos calificar de ese modo a Cuadernos, Cambio 16 o Triunfo, auténticas escuelas informativas que devorábamos con pasión, aunque muchos de sus contenidos, por nuestra corta edad, no llegáramos a entenderlos. Todo ello formaba parte de nuestro “Cuéntame” particular, donde la aventura, las ganas de ligar y un cierto protagonismo inundando de un lenguaje propio y particular, formaba parte de nuestras vidas que queríamos cambiar en primer lugar desde lo más próximo.

De la vida cotidiana, de lo que nos importaba por su cercanía, se ocupaban aquellas revistas culturales. Hablaban de música, teatro, cine, literatura, poesía, comic…, pero también de drogas, sexo, comunas, ocupaciones, psiquiatría, cárceles. Descubrimos otros mundos y aprendimos que la militancia social es fundamental. Pudimos conocer que las propuestas de Timothy Leavy, Los Panteras Negras, Las Wichs y otros locos americanos, habían conseguido transformar más su país que todos sus presidentes juntos. Percibimos que el Mayo francés, y el mexicano, surgió en contra de los criterios de la izquierda, convencional y radical, que se opuso a esos locos estudiantes imbuidos de ideas y consignas situacionistas que tomaron la Universidad, pero sobre todo las calles, sin la aprobación de la burocracia política y sindical. Algunos, pocos, pensadores y críticos debatían con ellos los acontecimientos. De aquel espíritu, de aquella realidad, ¿qué queda? Poco o casi nada. Ante una apuesta como la emprendida por el Presidente Zapatero para lograr la paz en Euskadi no se ha visto a casi nadie saliendo a apoyar aquella oportunidad única. Tampoco en los procesos de regulación de miles de ciudadanos y ciudadanas procedentes de los más diversos lugares. No vimos a la cultura apostando por conseguir la paz más cercana y llamando a la cooperación y el entendimiento entre todos los pobladores de esta Península. No se atrevió ante los embistes de la derecha más reaccionaria y la iglesia más retrógrada. No estamos hablando de cambios radicales, ni de sistema, sino de transformaciones democráticas, de profundización de derechos y libertades, de moverse por la paz. Parece ser que el único “compromiso posible” es hacer proclamas electorales, salir en defensa o en contra del canon digital o de nuestro cine.
La crítica de la vida cotidiana ha dejado de interesar a creadores y pensadores. Hoy más que nunca echamos de menos aquellas publicaciones que nos mostraban aquello de “está prohibido, prohibir” que nos ilusionaba y alimentaba nuestras utopías.

De costumbres y tradiciones: Como conseguir un contrato de españolidad sin problemas

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre las diferentes propuestas del Partido Popular de cara a las elecciones. Algunas sirven para que se ubique en su sitio ideológico, sobre todo para los despistados de turno que siempre han dado al Sr. Gallardón y a otros, aureolas de progresismo que nada tienen que ver con sus comportamientos reales, por ejemplo la Guerra de Irak, el conflicto con la Iglesia, Caso Lamela y otros. Otras son puro oportunismo. Entre estas últimas, la del canon digital. Medida altamente polémica donde los asesores gubernamentales no han tenido el valor de coger el tema como se debería, abriendo un debate muy amplio, donde consumidores y asociaciones tuvieran un lugar destacado expresando sus puntos de vista libremente al mismo nivel, por lo menos, que las empresas de telecomunicaciones y las entidades de gestión.´

La postura de los populares sobre el tema no tiene ninguna credibilidad. Es público y conocido que el candidato Sr. Rajoy, cuando era Ministro del Interior, en una reunión con la industria de la música que versaba sobre la piratería, comentó a propósito de las ventas ilegales del top manta “mejor que se dediquen a eso que a otras cosas”. Lo dijo más chulo que un ocho mientras devoraba uno de sus puros. La ley Antitabaco no estaba en vigor y conocida es la adición que tiene el candidato con estas drogas legales, y por eso no es de extrañar que la lideresa Aguirre haya hecho todo lo posible para dinamitar en Madrid una ley beneficiosa para la mayoría, pero que puede incomodar los hábitos habituales de su jefe político. Una manera de incordiar al gobierno central, ganar la confianza de “su jefe”, para luego ponerle contra los caballos, importando poco la salud de los madrileños. Algunos se interrogaron hace tiempo sobre las coincidencias entre los cargos públicos del político pontevedrés y la reconversión de las mafias del contrabando del tabaco. Nadie ha querido profundizar en ello, por algo será, supongo.

Dentro de las propuestas populares destaca una por su singularidad, la referida a la emigración, proponiendo la obligación de que todos los que aspiren a ser nuestros vecinos conozcan y practiquen nuestras buenas costumbres nacionales. Nadie ha explicado si la propuesta es para todos o ¿sólo para los más humildes o menos cualificados profesionalmente? Evidentemente no hay respuesta. Si la hubiera veríamos claramente el tufillo xenófobo de la misma y de desprecio a los más desfavorecidos.

Si se hubiera clarificado lo anterior podríamos dar paso a algunas de estas costumbres de obligado conocimiento y ejecución.

La primera de todas es ir contra algo o contra alguien. Es una característica imprescindible, seña de identidad española, muestra inconfundible de nuestro ADN. Todo el que venga tendrá que demostrar que va contra algo. Sirve para todos sin exclusión.

Si dividimos a los aspirantes por género, ellos pueden comenzar tirando una cabra desde el campanario de una iglesia, con la complicidad y bendición de aquellos que permiten usar los templos para este tipo de actividades tan ejemplarizantes. Luego pretenden que su supuesta autoridad moral sea creíble. Desconocemos lo que pensaría Francisco de Asís sobre esta costumbre y los que la bendicen. Los más atrevidos deberían encender los pitones de los toros en las fiestas patronales para luego matarlos a cuchilladas. Muestra de valor y supervivencia ante el ataque de algún posible enemigo.

Ellas deben aprender de nuestros educativos ejemplos televisivos. Seguir los pasos de una famosa educadora de niños que se pasa todo el día, y la noche, capítulo sí, capítulo también, pensando cómo beneficiarse al padre de las criaturas. Las más jóvenes deben saber que “Sin tetas no hay paraíso”. Si es atrevida y sin escrúpulos puede conseguir todos los objetivos sin tener que dar un palo al agua. Si no se es tan osada queda la posibilidad de enrollarse en un reality y demostrar cómo se puede vivir opinando de todo, insultando a todos sin ningún tipo de escrúpulos. Este tipo de actividad sirve para todos, incluido el tercer sexo. Todo en nombre de la Libertad de Expresión.

Si hay que desplazarse, utilizar el coche privado. No hay problemas con las normas. Si un ex Presidente de Gobierno puede permitirse el lujo de poner en solfa todo tipo de leyes, cualquier otro ciudadano tiene el mismo derecho, por lo menos, a hacerlo, sobre todo si la justificación es que hay unas copichuelas de vino por medio.

Usar la bicicleta no contamina, pero es de hippies y ya sabemos lo que le pasó a Olof Palme por serlo. Además no queda bien cuando vas a cualquier local de moda, del barrio de Salamanca de cualquier ciudad, a intentar conocer a algunas de aquellas que han decidido vivir la vida siguiendo las ejemplares costumbres mencionadas anteriormente. Para pagar el coche no hay que preocuparse, puede hacerse a plazos, hasta diez años y no sé cuantos cientos de meses. También se puede atajar ese camino jugando al Gordo de Navidad costumbre nuestra sin parangón. No hay que olvidar que el auto es uno de los lugares idóneos para perfumarse con Varón Dandy, tirar de freno de mano y practicar el “empolvamiento”, una de nuestras costumbres más habituales que nos ha llevado a encabezar el ranking de esta actividad a nivel planetario.

Hay que corregir y hacer propósito de enmienda con los hábitos y costumbres musicales importadas. Acabar con la salsa, que como bien dicen los cubanos, es para las ensaladas, cumbias, bachatas, merengues…, bailes más que peligrosos porque provocan el roce e incitan al toque. Por no hablar de músicas africanas, hindúes, magrebíes… que no tienen nada que ver con nosotros sin saber exactamente a qué se refieren dado el desconocimiento casi generalizado que tenemos a lenguas ajenas al castellano. Hay que conocer y consumir lo mejor de nuestra música, que nos ha llevado a ganar dos festivales de Eurovisión y a hacer el ridículo en casi todas las ediciones. Escuchar a Julio Iglesias y Marujita Díaz, Bustamante y Las Supremas de Móstoles, La Terremoto de Alcorcón y las Monroy, Cocha Márquez Piquer y “La del Soto de El Parral”, aunque creo que esta no cantaba.

No debe causar preocupación que el Himno Nacional, la imagen musical que nos representa, sea una canción nuba del siglo XI y que casi nadie reconozca esa circunstancia. Será por su origen moro o porque la inscribió un militar en el siglo XVIII, que tuvo la decencia de no atribuirse la autoría. Entonces no había Registro de la Propiedad Intelectual, ni Sociedades de Gestión, creo, y todo era más fácil, y el único canon que se pagaba eran unos tragos en las tabernas. Si prosperan las ideas moralizantes propugnadas, es preciso corregir errores que ponen bajo sospecha nuestra raza. Aprovechar que los salvapatrias no han conseguido poner letra a nuestro himno y cambiarlo todo por aquellas coplas, pura esencia, de Pepe Baldó, que nos enseñó hace años Manuel Vázquez Montalbán:

“Las cosas que tiene España
No las tiene el mundo entero
Porque aquí mientras te engañan
Te van diciendo ¡TE QUIERO!”

Hasta hace poco era imprescindible conocer a nuestras eternas glorias musicales, reflejo en la canción lo que fueron Di Stefano y Kubala en el futbol, ambos guiris, por cierto. Pero los Sabinas, Víctor Manueles, Miguel Ríos y Bosés, se han vendido a los que están sofocando nuestras raíces y habrá que ir olvidándoles. No son ningún buen ejemplo a seguir.

La clase política es la mejor muestra de nuestra ejemplar coherencia. Nuestra democracia permite dar lecciones de ética, tolerancia y libertad a una persona que se sentó en un consejo de ministros donde se firmaron penas de muerte, incluso ser Presidente de un partido que se dice democrático. Los que querían sacarnos de la OTAN te dejan dentro cuando gobiernan. Los que te metieron, se cambiaron de partido, y entonces pretendieron sacarte. Un presidente se dirigió a sus súbditos, nosotros, comprometiendo su palabra de que en Irak había armas de destrucción masiva y que era imprescindible pasar a la acción para salvarnos de semejante peligro. Cuando se descubrió que todo era un montaje económico para controlar el petróleo, se dedicó a insultar a todos los que no opinaban como él, cuestionando estamentos y decisiones de los máximos órganos competentes del Estado, poniéndolos en entredicho ante la ciudadanía. Si un responsable, tan irresponsable, cuestiona las instituciones de manera tan frívola, la población tiene todo el derecho a poner en duda el sistema democrático. Comportamientos anticonstitucionales, golpes de guante blanco respaldados por una situación privilegiada por su anterior cargo, y por sentarse en consejos de administración de algunas de las empresas más poderosas del planeta. Pocos escrúpulos que sirvieron para enriquecer a familiares y compañeros de militancia, con recalificaciones e intermediaciones en algunas de nuestras más importantes obras públicas.

El perdón interesado es otra de nuestras costumbres más emblemáticas y se puede conseguir la bendición eclesiástica. Si has estado en una organización terrorista, renunciando a la lucha armada y no utilizas el lenguaje redentor, la condena es permanente. Por el contrario si apoyabas el asesinato, la extorsión y el crimen político, te has arrepentido, tu manera de expresarte es la que esperan a aquellos que paseaban bajo palio al anterior Jefe de Estado, el perdón es seguro y tienes asegurado un puesto de trabajo y otro en el cielo. Se debe saber que en este país por comportamientos similares te pueden condenar o glorificar. Es un ejemplo de nuestra pluralidad y diversidad.

España es una gran potencia turística a nivel mundial. Si se viaja por Despeñaperros hacia Algeciras o hacia el centro del país, hay ciertas costumbres que no hay que olvidar. En Casa Pepe, en la entrada a Andalucía, se pueden degustar “pinchos de la Virgen”, “chorizos de Aznar”, todo ello acompañado de “vinitos de Franco” que te protegerán de que la autoridad te quite puntos del carnet de conducir por haber consumido más de la cuenta. Antes o después, depende del sentido de la marcha, es obligado parar en Valdepeñas admirando el monumento que intentaron volar los Grapo y que se quedó en eso, intento. A continuación puedes llamar a alguna de las tertulias episcopales por si coincide que ese día participa uno de los reinsertados de la banda y cuenta sus experiencias en la preparación y ejecución de ese tipo de acciones. Si el viaje coincide con el 15 de mayo es importante hacer una paradita en Llanos del Caudillo y acudir a su popular romería. Allí se podrá comer una rica caldereta y un delicioso pisto, sin sentirse incomodo porque los símbolos anticonstitucionales y fascistoides, ya que se reducen sólo a la denominación de la localidad. Sin duda la N-IV es un buen lugar para familiarizarse con algunas de nuestras costumbres turísticas.

En las grandes ocasiones nunca hay que bridar con cava catalán, es preferible hacerlo con Moët Chandon, aunque sea francés. Para compensar el 2 de mayo hay que reafirmar la identidad con manifestaciones anti galas, son los responsable de aquello de “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, que tantos quebraderos han hecho padecer al mundo. Si de afirmaciones de identidad se trata, en las fiestas de Moros y Cristianos, siempre hay que ser de estos últimos sin olvidar que si ellos viajan a La Meca, nosotros al Valle de Los Caídos. Aunque no sea ni mucho menos lo mismo, siempre tenemos que tener nuestro punto de referencia identitario, que nunca puede Monserrat. Para acabar, recordar siempre una frase para poder firmar el contrato de buenas costumbres con matrícula: “Antes alemana que catalana”.

Objetivamente, subjetivo: Rítmos del Mundo 3

Inmersos en una campaña electoral casi permanente no es de extrañar los comportamientos de unos y de otros y de la poca memoria de algunos. A estas alturas todos somos conscientes de que los cambios realizados y los que se avecinan, van a cambiar nuestras vidas profesionales y también las personales.

En la música todo esto es más que evidente. La crisis de la industria musical, cuyos dirigentes son realmente los máximos responsables, está dando lugar a las más variadas propuestas como www.musicleft.net, www.rhapsody.com y otras con licencias creative commons que están transformando la forma de entender y de relacionar lo creativo, las maneras de acceder a las nuevas creaciones y la relación entre creadores, artistas y público. La eliminación de intermediarios en la cadena musical abarata costes y por lo tanto beneficios. Muchas alternativas locales surgen frente a la estrategia global.

A la industria convencional no le queda más remedio que asumir esta realidad e intentar convivir con ella. Los intentos de criminalización y de persecución de estas nuevas formas de entender la música sólo llevarán a un mayor desprestigio de los gestores musicales. Es de sobra conocida la realidad porcentual que reciben los artistas por disco vendido y que de los derechos de autor sólo unos pocos pueden vivir.

La música en vivo sustenta la mayor parte del mercado. Frente a la caída de ventas discográficas, los conciertos y el número de asistentes a los mismos aumentan. Todos intentan ahora convertirse en promotores y nadie les puede impedir serlo. Lo que hay que evitar es que la opulencia en la que la industria vivía hace tiempo se traslade al directo. Existen signos de ello. La competencia entre festivales puede llevar a saturar el mercado, entrar en controversias inútiles y a dar cancha a la especulación. De esto último ya se empiezan a ver síntomas. El espectáculo puede convertirse en un nuevo modelo urbanístico que nada tiene que ver con la cultura y el ocio, y mucho más con el lucro fácil y rápido. Es difícil de entender que sea una prioridad institucional, y por lo tanto presupuestaria, la organización de determinados conciertos y festivales que perfectamente son rentables desde la iniciativa privada. La desviación de presupuestos y espacios para este tipo de actividades puede suponer la supresión o la no realización de actividades que tienen que ver más con la diversidad musical, la cooperación cultural y el conocimiento de lo ajeno. Con todo esto el público sería el más perjudicado. Frente a eventos faraónicos surgen iniciativas como “Live in the Living”, y pequeños espacios donde poder disfrutar de lo innovador, que conviven con otros con más pretensiones.

Muchas alternativas surgen cada día. Si la música es cultura tenemos la responsabilidad de demostrarlo y que ésta tiene más valores que el exclusivamente económico.

Algo más que cayucos, pateras, terrorismo, drogas, emigración, poligamias…

Han pasado ya casi tres años desde que nos pusimos a elaborar la “Guía de las Músicas del Magreb”, guía musical única en todo el mundo. La idea surgió después de varios viajes por la zona, y comprobar que la realidad que se nos muestra habitualmente es bastante sesgada y subjetiva, más cercana al sensacionalismo que a la información diversa y plural. No quiere decir esto que lo que se cuenta no ocurra, pero además acontecen otras muchas cosas en los países del Magreb que casi nadie refleja. Sólo parecen merecer atención los temas más efectistas sin apenas mencionar las transformaciones que se están produciendo. Es injusto que sólo se hable de terrorismo, integrismo, pateras, cayucos, drogas, emigración y, últimamente, hasta de la poligamia. No es ecuánime que no se mencionen los avances que se están produciendo en países como Mauritania, que con recursos muy limitados se están transformando, y que cuando se hable de este país sea para hablar de la suspensión de uno de los “acontecimientos deportivos más importantes del mundo”, el París-Dakar, ejemplo de despilfarro y/o por otros motivos más penosos.

Esto fue lo que nos animó a emprender un trabajo de investigación, que nos ha aportado muchas sorpresas y más satisfacciones, realizado en el campo musical que es a lo que nos dedicamos profesionalmente.

Admiración por comprobar la diversidad musical y cultural existente. Orgullo por las señas de identidad, orígenes, creencias y principios para nada incompatibles con la modernidad y la convivencia con otras realidades lejanas y muy próximas a la vez. El progreso no debe suponer abolir la riqueza milenaria de los pueblos. No se pueden manipular culturas milenarias por intereses exclusivamente comerciales dictados desde las mesas –y ordenadores– de los ejecutivos culturales instalados en América o Japón.

Sorpresa por la capacidad de realización de eventos y producciones que a base de audacia y, a veces riesgo, ponen en un brete a las autoridades que, como en todos los lugares, ven con recelo aquello que les es desconocido. Extrañeza por la inexistencia de industrias culturales, permitiendo, con su inexistencia, la creación y el desarrollo de ideas no basadas exclusivamente en la rentabilidad económica inmediata marcada por un mercado que sólo entiende la cultura como negocio.

Disidencias contra lo establecido. Resistencias frente a la imposición y la autoridad. Incidencias en la sociedad. Son algunas de las características de muchos jóvenes magrebíes que, seguramente, no son conscientes de la importancia de su labor en los cambios y en la manera de pensar de una sociedad no propensa a grandes modificaciones de hábitos y costumbres.

El “todos podemos ser un artista” que gritaban los punkis en los setenta, o el “Do it yourself” (Házlo tú mismo) que se proclama en las grandes urbes occidentales en la actualidad, en muchas urbes magrebíes se puede comprobar sin tener que buscar en exceso.

Artistas de múltiples estilos. Desde la tradición a la electrónica, pasando por la fusión o el rap. Saharauis, gnawa, rifeños, judíos y/o bereberes. Cantos houaris interpretados por mujeres en las zonas rurales. Cantantes góticas que se atreven con canciones de Marilyn Mason, David Bowie o Bob Marley. Otras se aventuran con el funky, el jazz, rapean o se ponen a los platos de cualquier sala de baile, después de iniciarse en bodas, fiestas y banquetes. Artistas asesinados por coherencia con las ideas. Ejemplo del compromiso de artistas y pueblo. Los que tuvieron que emigrar a Marsella la convirtieron en la capital europea del hip-hop. Festivales en grandes ciudades conviven con los que se realizan en playas kilométricas o en el del desierto. Encuentros donde no se impide la presencia de menores. Pluralidad musical infantil, la mejor garantía para que los más pequeños conozcan y respeten un mundo mixto, diverso, donde la convivencia prevalece. Publicaciones y periodistas que sufren sanciones, incluso penas de cárcel, que trabajan sin desmayo por ganar espacios a la libertad y el respeto.

Todo esto nos llevó a realizar esta guía para mostrar parte de aquello que casi nadie se atreve a difundir. Existe a pesar de los silencios. Artistas, creadores, películas… no programadas por no estar de moda en París, Londres o Berlín. No constan porque no son rentables y como no lo son no interesa mostrarlo. Pero es una realidad que está a nuestro lado, muy próxima. No podemos obviarla, porque ya forma parte de nuestras vidas. Vidas que se enriquecen con personas que tienen el valor, el coraje y la valentía de hacer realidad sus sueños, aunque suene raro escribir esto. Esfuerzos con mínimos apoyos de las autoridades locales, que tienen por lógica que atender primero las necesidades básicas de la población, pero que tampoco encuentran la complicidad de los responsables internacionales de la cooperación cultural. Pero siempre hay excepciones. Una de ellas la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID), que tiene la sensibilidad y la capacidad de entender que la cultura es un arma de intervención masiva para hacer posible la cooperación y el conocimiento recíproco. Sin esa visión esta publicación nunca hubiera sido posible o se hubiera retardado más.

Once capítulos realizados por músicos, periodistas, programadores, diseñadores y promotores de ambos lados del Estrecho. Más de doscientas sesenta fichas de festivales, referencias y artistas. La mayoría de éstos residentes en sus países de origen sin que tengan editados sus trabajos en Europa y sin haber podido visitarnos nunca. Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y también el Sáhara. Un esfuerzo por mostrar una realidad mucho más variada de lo que creemos. Un trabajo de amigos, cómplices y, sobre todo personas, para sensibilizar y acercar culturas. Editada bajo licencia copyleft somos conscientes de que todo proceso de investigación y creación parte de conocimientos que iniciaron otros y por tanto no debemos apropiarnos de ellos. No podemos utilizar leyes que, supuestamente, están para garantizar la propiedad intelectual pero que suelen utilizarse para apropiarse del conocimiento y del patrimonio cultural de los más débiles. Una filosofía cultural que se debe tener presente al enfrentarse a esta Guía.