sábado, 31 de diciembre de 2011

Adiós 2011

Hoy es un día donde habitualmente en las bitácoras se reflexiona por lo acontecido en el año que finaliza y lo que deparará el próximo. En está ocasión el balance deberá esperar o ser abandonado definitivamente.
2011 ha sido un año especialmente decepcionante para la mayoría. La política ha claudicado ante los mercados. Su alojamiento de la realidad es alarmante, esperemos y deseemos que no de paso a ningún salvador de ningún tipo, seguramente disfrazado de mega gestor sabelotodo.
Los medios de comunicación mayoritarios han acabado sometiéndose a las dictaduras de las grandes corporaciones económicas, la información no es realmente importante. La comunicación como derecho se ha convertido en una aspiración irrenunciable, no solo como receptores también como creadores y difusores.
Movimientos ciudadanos no convencionales han protagonizado el año causando malestar a los que ostentan cualquier tipo de poder. En ellos han concurridos personas muy diversas, algunas son la esperanza de una sociedad que camina por un rumbo donde las personas no parecen interesar, ni contar.
Estas, otras conocidas este año y volver a constatar -una vez más- que aquellas que siempre han estado en los momentos más complicados siguen existiendo, pone de manifiesto que hay esperanza, son ellas simplemente, para que el mundo pueda discurrir por derroteros ajenos a los designados por los que gobiernan.
2012 será un año más que complejo, es necesario recuperar determinadas utopías para no sucumbir. Mientras sigo viendo Vacaciones en Roma con la gran Audrey Hepburn.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Vigencia de Marguerite Yourcenar; compromiso estético y ético

Hoy sábado 17 de diciembre se cumplen 24 años de la muerte Marguerite Antoinette Jeanne Marie Ghislaine Cleenewerck de Crayencour, conocida como Marguerite Yourcenar. Obligado recordar a una persona esencial en la creación y el pensamiento del siglo pasado. Una personalidad única que la convirtió en la primera mujer miembro de la Academia Francesa de las Letras -fundada en 1635 por el cardenal Richelieu- y también de la Academia Real Belga de Lengua y Literatura Francesa y de la Academia Americana de Artes y Letras.

Ciudadana del mundo, nacida en Bélgica y fallecida en Estados Unidos nunca asistió a la escuela, correspondiendo a su padre su formación y a ella misma una autoformación permanente, en muchas ocasiones como consecuencia de su soledad. Recorrió y vivió algunos de los acontecimientos más significativos del siglo pasado. Viviendo en Italia fue una de las primeras personas en denunciar el fascismo de Mussolini. Eterna viajera, sin ubicación posible. Vicente Torres Mariño Presidente de la Asociación Colombiana de Estudios Yourcenarianos comenta con acierto:“la ausencia de un centro geográfico y el itinerario mudante evocan la constatación de Pascal, según la cual la naturaleza es una esfera infinita y cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna”. El profesor colombiano ilustra: “la biografía de Marguerite Yourcenar es una biogeografía, su bibliografía es su bibliogeografía”.

Recorridos por lugares, época, territorios y acontecimientos. Indignada con la historia que la tocó vivir nos introdujo en múltiples mundos y realidades. Desde la larga epístola del Emperador Adriano a su nieto, y sucesor, Marco Aurelio a sus cuentos orientales, pasando por Flandes, Alemania, América, África, los Balcanes, China o Japón. No son escritos de viajes, ni de aventuras. Son textos para el encuentro, la armonía, la fidelidad, la coherencia, el acuerdo, los valores, la justicia. Algo que en la vieja Europa que la vio nacer parecen tener poco sentido en la actualidad. Pacifista, ecologista, antirracista. Compromiso estético y ético. Escepticismo permanente sobre un devenir sin sentido en lo material y diverso en lo espiritual.


Personajes yourcenianos dispuestos a conocer, comprender, aprender, pero también a sufrir, enfermar, morir. Ensayo, teatro, novela, poesía. Hombres que quieren ser dioses sin siquiera ser simples hombres. Religiones, filosofías, muchas o ninguna, simplemente la propia, la de cada uno o las suyas. Oriente y occidente. Antigüedad y modernidad. Norte y Sur. Misticismo y metafísica. La flagrante actualidad de lo antiguo. Un pasado más presente que nunca. Una Grecia recreada a la que tanto debemos, tanto ignoramos y más despreciamos. Su hecatombe es el fin de la lúcida Europa. Desaparece el corazón de las ideas y el conocimiento sin él no es posible la vida, solo la existencia. La plaza Sintagma es la esperanza, a ella miramos; desde la Puerta Sol, la Plaza Tanhir o Occupy Wall Street.


“Mi patria son los libros” dice el emperador en Memorias de Adriano, maravillosamente traducida por Julio Cortazar. Las misma obras destruidas por los bomberos en Fahrenheit 451, la novela de Ray Bradbur llevada al cine por François Truffaut. El argumento para su eliminación; la lectura solo genera angustias y sufrimientos. Hoy los que causan las congojas no solo no desparecen, sino que son ensalzados al Olimpo de la especulación, la mezquindad, la avaricia.


“Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón” escribía Yourcenar. Leerla y releerla es una obligación para los que pensamos que la inteligencia, los sentimientos, las ideas, las emociones deben permanecer sobre cualquier otra realidad, sin renunciar nunca a la utopía a la individual y a la colectiva.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Gracias, Doctor

A los que nos gusta el fútbol, y más si somos seguidores del Atlético de Madrid, a veces nos da cierto reparo hablar de ello en público. “Papá, ¿por qué somos del Atleti?” Preguntaba un niño sin recibir respuesta. En muchas ocasiones el fútbol no las tiene, por los intereses ajenos que lo mueven y protagonizan.

El pasado domingo 4 de diciembre, Jordi Évole, responsable de alguno de los mejores programas de investigación de los últimos tiempos que se han emitido en televisión, mostraba una realidad donde normas y leyes de obligado cumplimento para todos, parecen no existir para nuestros equipos de fútbol. La sabiduría de un aficionado en el programa, “ningún político se atreverá a poner fin al desaguisado”, fue más que explícita.

Ese mismo día fallecía Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira, popularmente conocido como Sócrates, también como Doctor Sócrates por sus estudios de medicina. Capitán de la selección de Brasil, maravilló junto a Zico y Falcão en los mundiales de 1982 y 1986. Atípico en su forma de jugar por la forma de pasar el cuero, la manera de lanzar penaltis –con el tacón y sin tomar carrerilla– y por su comportamiento dentro y fuera del terreno de juego.

Seguidor reconocido del Santos a pesar de jugar el Corinthians, el eterno rival, no fue obstáculo para ganarse a la afición. En ello tuvo mucho que ver su visión personal de entender este deporte y su compromiso social. En 1981, en plena dictadura militar, el Corinthinas vivía en horas bajas, fue contratado para enmendar la situación Adilson Monteiro Alves que revolucionó la manera de entender la gestión futbolística.

Instauró una relación absolutamente democrática en la organización del club. Todo se decidía en común. Desde el presidente al último empleado, cada uno era un voto, todo se discutía, se valoraba, se votaba, incluidos horarios de entrenamiento y fichajes a realizar. Fue lo que se conoció como “Democracia Corinthiana”. Sócrates fue uno de sus mayores dinamizadores. Cuando los militares convocaban elecciones, los jugadores salían al campo animando a la participación con camisetas alusivas o portando pancartas explícitas. Fueron generando múltiples simpatías, incluso admiración de equipos rivales. Los resultados no se hicieron esperar, el Corinthians conquistó en 1982 y 1983 el campeonato paulista.

Poco después Sócrates abandonó el club y se traslado a Italia. Había prometido que si no se elegía al Presidente de la República por voto directo se marcharía. Así pasó cuando se anunció que sería elegido por el Parlamento. El día de su presentación como jugador de la Florentina le preguntaron que cuál era su personaje italiano favorito, a lo que contestó, sin dudar, Antonio Gramsci. Tras su experiencia europea, poco exitosa, volvió a Brasil donde siguió ligado al fútbol. Primero como jugador, luego como comentarista. Estuvo muy ligado al Partido de los Trabajadores del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y de la actual mandataria Dilma Rousseff.

Sócrates fue un ejemplo de que cualquier persona, de la profesión más diversa, sin importar condición social o patrimonial, puede tener un compromiso claro y relevante con la sociedad, contribuyendo a que la misma sea más justa y democrática. El fútbol parece a veces que es ajeno a ello, pero hay muchos ejemplos que muestran que esto no es así, pocos como él. Como dijo su amigo, el ex presidente Lula al conocer la noticia, “Gracias, Doctor”.

jueves, 8 de diciembre de 2011

La cooperación cultural: herramienta fundamental para el desarrollo de los pueblos

A finales del mes de octubre tuvo lugar en Rabat el I Encuentro Internacional sobre Acción y Gestión Cultural celebrado en el Instituto Cervantes de la capital marroquí. Me invitaron a participar en una mesa redonda y hablar sobre “Comunicar la diversidad”. Un mes más tarde he tenido la oportunidad de asistir al I Seminàrio Nacional sobre Jornalismo Cultural celebrado en Maputo, la capital de Mozambique. La invitación partió de la responsable del Programa ACERCA, Clara Ballesteros, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dos experiencias magníficas que merecen alguna reflexión.

Sobre la evolución de nuestro vecino del sur hemos tratado muy a menudo en este blog. Iniciativas pioneras en el campo cultural y el musical se han mostrado con amplitud, siendo en la mayoría de las ocasiones la única bitácora española en hacerlo. Para entender los cambios y transformaciones que se producen en cualquier lugar es evidente que la realidad cultural debe ser una fuente de análisis primordial. Quizás por lo anterior no llame tanto la atención el encuentro celebrado en Rabat. Lo singular es el ascenso de un escalón a la hora de afrontar la gestión cultural. La sociedad civil comienza a articularse en el campo de la cultura. Pequeñas empresas, asociaciones culturales, nuevas iniciativas de autoempleo que apuestan por una diversidad cultural con identidad, en contraposición a las propuestas comerciales de las grandes industrias culturales, del ocio y el entretenimiento. Un encuentro de una semana de estas características solo es posible cuando hay una necesidad real que suscita el correspondiente interés y en el de Rabat esto era evidente.

La cita mozambiqueña ha sido toda una sorpresa por varios motivos. El primero por ser un país absolutamente desconocido para la mayoría. En segundo lugar por su nivel socio-económico; ocupa el puesto 184 en el índice de desarrollo humano, con una esperanza de vida al nacer alrededor de los 50 años y, por último, por la organización de un encuentro internacional para reflexionar sobre la introducción de la disciplina de periodismo cultural como especialidad, en la Licenciatura de Periodismo, algo absolutamente insólito en nuestro entorno. A la cita organizada por la Escola de Comunicaçao e Artes (ECA) de la Universidad Eduardo Mondiane (ECA) y la Embajada de España a través de la AECID, asisten más de medio centenar de personas con una nutrida representación de académicos y profesionales de medios de comunicación del país e invitados de España y Brasil.

La realidad del periodismo cultural en Mozambique, la relación entre comunicación y cultura, la formación necesaria para ejercer el periodismo cultural, cómo comunicar la diversidad y la democracia cultural, la responsabilidad de los medios de comunicación públicos en la difusión de la cultura o las nuevas posibilidades del trabajo en red, fueron algunos de los temas abordados, completándose con un taller sobre formación en comunicación cultural.

Discusiones más o menos apasionadas, contrapuestas e ideas innovadoras para enmarcar una labor que habitualmente es realizada por especialistas, artistas y creadores. En la actualidad responsables políticos y educativos de algunos países en vías de desarrollo creen conveniente dotar, a los que realizan o van realizar esta actividad profesional, de la mejor formación que permita mostrar la riqueza y pluralidad cultural existente, generadora de nuevos recursos, contribuyendo a mejorar la imagen de dichos países en el exterior. Una apuesta de futuro, que va más allá de lo inmediato.

El papel de los países donantes de ayuda al desarrollo estuvo presente en alguno de los análisis e intervenciones. La importancia de que estudiantes y profesionales puedan acceder a las Tecnologías de la Información y el Conocimiento de la manera más rápida y económica, ahora que parece que todo el continente africano va estar conectado a la Red por fibra óptica, y la posibilidad de créditos blandos para la adquisición de equipos informáticos, fueron algunas de las recomendaciones que los países donantes deberían sugerir a los que la reciben para que el acceso a la información y el conocimiento sea una meta irrenunciable, favoreciendo la creación de mejores profesionales que contribuyan al desarrollo del país.

Si el encuentro constituyó una sorpresa por su contenido y por el papel primordial que nuestro país tuvo en su realización, no lo fue menos conocer la actividad cultural existente y el trabajo tan interesante desarrollado desde nuestra embajada.

El Museo Nacional de Arte está ubicado en un pequeño edificio de dos plantas donde se pueden observar obras muy interesantes de artistas desconocidos para nosotros, como Malangatana Valente Nguenha, Mankeu Valente Mahumana, Joaquim Francisco Makukula, Celestino Tomás o Samusone Makamo. La Associação Núcleo de Arte es un centro cultural que durante décadas ha sido punto de encuentro de artistas y creadores de la ciudad. El paso del tiempo y la dejadez han deteriorado el edificio, lo que no es obstáculo para que sigan desarrollando actividades mientras se rehabilita.

En dicho espacio el fotógrafo local Mário Macilau y el catalán Héctor Mediavilla muestran su visión en Gran Hotel, establecimiento hostelero que llegó a contar con 3.000 habitaciones, abandonado y actualmente ocupado en la ciudad de Beira. Tras la independencia, su sótano se convirtió en cárcel para presos políticos y durante la guerra civil (1977-1992) en campo de refugiados. Un mundo y muchas historias en tan solo un edificio. En la exposición encontramos libros antiguos de la colección particular de nuestro embajador Eduardo López Busquets, que pone de manifiesto la importancia que a la cultura presta nuestro cuerpo diplomático en el país. Entusiasmo que transmite su responsable cultural Héctor Castañeda, presente en todas las actividades y con el que se mantienen conversaciones y tertulias sin límite de horario, siempre interesantes.

Los artesanos antes diseminados por toda la ciudad, ahora tienen su propio espacio en Feima (Feria de Maputo). Cofinanciada por AECID y el ayuntamiento de la ciudad, un punto de encuentro donde adquirir artesanía, flores y deleitarse con la gastronomía del país. Un lugar de visita obligada como la estación del ferrocarril diseñada por Gustave Eiffel, la plaza de los Trabajadores o el mercado central del distrito de Baixa.

Aunque la información cultural ocupa su espacio en la prensa diaria, no existe ninguna publicación que difunda la mayoría de las actividades mostrándolas con cierta antelación. Nuestra embajada suple dicha deficiencia publicando la Agenda Cultural de la Semana, que recoge información sobre exposiciones, conciertos, jornadas, festivales, conferencias, rutas turísticas, teatro, danza… Labor que realiza la gestora cultural Alba Martín Luque, auténtica apasionada de su trabajo, realizadora además de un estupendo documental sobre la isla de Ibo –una de las que forman parte del archipiélago de Quirimbas, en el Océano Índico, al Norte del país– desde su esplendor hasta el ocaso, mostrando los pasos en marcha para su recuperación.

Son solo dos ejemplos de la importancia que la cooperación cultural tiene en las políticas de desarrollo. Nuestro país ha sido pionero en este campo, en momentos de incertidumbre como los actuales es una herramienta indispensable para desarrollar políticas de igualdad, corregir deficiencias y ayudar a mejorar las condiciones de vida de muchos pueblos y personas.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Corrupción y transparencia

Columna aparecida en el número 2.085 de la revista Cambio 16 de esta semana.


http://cambio16.es/not/1017/corrupcion_y_transparencia


Me invitan a acudir al “I Seminário Nacional sobre Jornalismo Cultural” en Maputo (Mozambique). La universidad de uno de los países más pobres del mundo está intentando sacar adelante la especialidad de periodismo cultural. No conozco ninguna universidad española que lo haya planteado.


Durante la estancia se presenta el informe Dia-a-dia e Corrupção: Opinião Pública em Moçambique a cargo de Transparency International (TI). Mil entrevistas para conocer el grado de corrupción; policía, sistema educativo, funcionarios, partidos políticos, parlamento, justicia, fuerzas armadas, empresarios, confesiones religiosas, medios de comunicación y las ONG son por este orden, las entidades más corruptas para los mozambiqueños.


El país africano aparece en el puesto 120 del ranking mundial de un total de 182 analizados. Somalia, Corea del Norte y Myanmar –antigua Birmania– tienen el triste honor de encabezar la lista de los más corruptos. El último país ha sido visitado recientemente por Hillary Clinton. Es de desear que esta visita sirva para que la dictadura militar reduzca una represión que ampara la esclavitud y la prostitución infantil, no duda en masacrar a las minorías étnicas y está implicado en el comercio internacional de tráfico de drogas. Varias ONG han mostrado su preocupación por un viaje que contribuirá a mejorar la imagen del país, sin que haya dado ningún paso significativo en la mejora de los derechos humanos y en la eliminación de la corrupción.


El informe global de TI presentado en Berlín el pasado día 1 de diciembre, muestra a Nueva Zelanda, Dinamarca, Finlandia y Suecia encabezando la lista de los países más transparentes, menos corruptos. España ocupa el puesto 31, con una puntuación de 6,2 sobre un máximo de 10, entre Chipre y Botswana, país fronterizo con Mozambique.


Los días en la capital africana son de intenso trabajo, pero siempre hay algún momento para leer nuestra prensa en Internet. 20.000 millones de euros costará reflotar la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), intervenida como la de Castilla-La Mancha (CCM) y CajaSur. Otras tres: Novacaixagalicia, Catalunya Caixa y Unnim han sido nacionalizadas. Todos sus directivos han recibido gratificaciones millonarias. Un ex responsable de Caixa Penedès se asigna 11 millones de euros de pensión. El Consejo de Ministros indulta a Alfredo Sáenz, Consejero Delegado del Banco de Santander. Gracias a la Red conocemos que la entidad bancaria ha perdonado parte de la deuda de los partidos políticos, concediendo hipotecas –en excelentes condiciones– a varios de sus responsables.


Alcaldes y concejales de Barcelona se gastan más de 38.000 euros al año en dietas. La Comunidad de Murcia suprime ayudas a la cultura, sin recortar en canapés y viajes. El País comenta el colosal saqueo de dinero público en la Comunidad Valenciana. En Público es portada la trama descubierta por Hacienda a Iñaki Urdagarin y Cristina de Borbón, donde están implicados la SGAE, Jaume Matas y la Generalitat Valenciana entre otros. Comenta que la ONG liderada por el miembro de la familia real, sacó de España más de 400.000 euros a Gran Bretaña sin que conste ninguna actividad de ésta en dicho país ¿Para cuándo un comunicado de la Casa Real?


Una Ley de Transparencia parece más necesaria que nunca. Es una de las reivindicaciones habituales del Movimiento 15-M. Cuando se plantea, buena parte de políticos y medios de comunicación acusan de radicales a los que la proponen. ¿Puede alguien creer que en un país democrático el exigir más transparencia y máximo control en la gestión del dinero público es una propuesta antisistema? ¿Es poco democrático exigir la exclusión de las listas electorales de cualquier procesado? ¿Es un delito pedir la máxima transparencia en la financiación de los partidos políticos? ¿Es peligroso pedir que se garantice el anonimato de quien denuncie cualquier tipo de corrupción?


Observando lo anterior parece evidente saber quiénes están a favor de un estado realmente democrático y quiénes lo defienden para sacar provecho personal. Los antisistema ocupan despachos oficiales. Los que creen en la democracia toman las calles y los barrios.

Hoy hace seis años del nacimiento de este blog

Hoy se cumplen seis años del comienzo de este blog. Lo cree para comentar aquellas cosas que me llamaban la atención y de alguna romper mi propia rutina de comunicación.


En total he publicado mil ciento cincuenta y cuatro entradas, que han visitado más de cuarenta y tres mil quinientas personas, de ciento diez países, de las cuales ciento siete son seguidoras del mismo.


España, Colombia, México, Argentina y Estados Unidos encabezan los lugares de procedencia de los visitantes.


Muchas gracias a todas y todos y os animo a que cada uno cree su propia bitácora. La mejor manera, pasados los años, para recordar tu propia historia.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Basel Ramsis - باسل رمسيس: Crónicas de un noviembre egipcio

El director de cine y bloger egipcio Basel Ramsis cuenta en primera persona el pasado mes de noviembre en Egipto.
Pinchar en:
basel ramsis - باسل رمسيس: Crónicas de un noviembre egipcio

Oriol Ponsatì-Murlá interpretando a Kurt Schwitters


video


Oriol Ponsatí-Murlà, doctor de Filosofía de la Universidad de Girona y codirector del Festival de Música Contemporània de la misma ciudad, interpretando una versión muy particular de Ursonate de Kurt Schwitters durante el Festival "Poesia i +" del año 2008 en Barcelona.


Schwitters ensayista, poeta y pintor alemán nació en 1887 en Hannover. Fue uno de los grandes artistas de la primera mitad del siglo pasado, revolucionando la manera de enfrentarse al arte. Incorporó todo tipo de basuras y desechos a la creación oponiéndose a la reproducción masiva de las obras. Puso en marcha la revista Merz. Se le suele encuadrar dentro del dadaísmo, aunque tal afirmación está siempre envuelta de polémica, aunque es conocida la relación que mantuvo con representantes del movimiento en Zurich y Berlín.


En el número 2 de su revista publicó el Manifiesto de Arte Proletario: «El arte es una función espiritual del ser humano, cuya finalidad es liberarle del caos de la vida (tragedia). El arte es libre en la utilización de sus medios pero está atado a sus propias leyes... Por superfluo que esto suene, en el fondo es lo mismo que alguien pinte un ejército rojo con Trotsky a la cabeza que un ejército imperial con Napoleón a la cabeza».


Como editor, grafista y diseñador de Merz revolucionó el diseño gráfico, creando sus propios catálogos sobre el tema. Son solo algunas facetas de un revolucionario de la creación, prácticamente desconocido entre nosotros.


Números Rojos nueva revista de pensamiento



Acaba de salir una nueva revista, Números Rojos de carácter colaborativo.


Reproduzco la información sobre el proyecto: www.lanzanos.com/proyectos/revista-numeros-rojos


Descripción ¿Quién somos?


Somos un grupo de periodistas y profesionales de la información con amplia experiencia en prensa escrita, tanto en diarios generalistas como en revistas especializadas. Como la mayoría de vosotros, trabajamos cuando podemos y en las condiciones que impone el mercado, pero no por eso dejamos de soñar con la posibilidad de realizar nuestra labor desde un ideal que nos marquemos nosotros mismos. Por tanto, el objetivo número 1 es la independencia, aunque eso, por sí mismo, no es un fin completo. Sí lo es cuando se acompaña de la objetividad, esa supuesta virtud del periodismo a la que se alude en las facultades como si fuera una utopía. Eso sí, no “cualquier” objetividad. Lógicamente, defendemos nuestra objetividad. Porque no creemos en la asepsia informativa, sino en el rigor y en el compromiso. Y porque entendemos que el mundo necesita urgentemente un periodismo sano para ser mejor. Creemos en nosotros y creemos en ti, por eso pedimos tu ayuda.


¿Qué es Números Rojos?


Números Rojos es una revista que nace de la CRISIS de identidad de un puñado de profesionales de la información que no quiere tratar su producto como pura mercancía. Queremos darnos el gusto de hacer un periodismo sin concesiones ni intromisiones externas. Hechos, cifras, números y análisis serán nuestras mejores bazas para intentar reclutar un ejército de fieles que persigan un fin último común: JUSTICIA SOCIAL. Números Rojos es una reacción alérgica a la manipulación, un homenaje a la independencia desde la humildad más absoluta. Porque nos apasiona la política que busca el bienestar de todas las PERSONAS, y porque sabemos que el periodismo es nuestra mejor herramienta para participar en la lucha por la IGUALDAD de derechos y oportunidades de los seres humanos. Por eso pedimos justicia social y aportamos crítica. Deseamos igualdad y ofrecemos rigor. Nosotros, como tú, queremos por encima de todo un mundo sin Números Rojos, por eso apelamos a la épica.


¿Qué apoyas si financias este proyecto?


Apoyas fundamentalmente un derecho, el de la información, pisoteado en los tiempos que corren. Como sabrás por los medios “oficiales”, aunque sólo sea porque se congratulan de las desgracias de la competencia, la crisis económica está afectando de forma crítica al periodismo. Eso significa que hay menos medios, los cuales, además, polarizados en la defensa de intereses de partido, han renunciado a ofrecer una visión diferente de la realidad y a elevar un grito de protesta contra un sistema intrínsecamente injusto que amenaza con acabar con las ilusiones de generaciones enteras. El hueco que ellos han dejado, que sesga tu derecho a la información, es el que quiere llenar "Números Rojos". Por otra parte, y no menos importante, si colaboras con este proyecto, estás ayudando a cumplir nuestro sueño: hacer periodismo de verdad desde el fondo de la crisis. Información sin recortes para salir de ella.


¿En qué se gastará el dinero que aportes?


Básicamente, en los gastos de impresión de la revista, porque nuestra meta no es ganar dinero con “Números Rojos” -todos los que participan en la elaboración del primer número lo hacen desinteresadamente-, si no cumplir el sueño de informar de lo que pasa a nuestro alrededor sin intromisiones. Porque nos gusta y porque es lo que sabemos hacer. Es un objetivo suficientemente alentador.


Créenos.


Información, manifiesto y contenidos de la revista en: www.numerosrojos.com

La revista Telos repasa la relación entre "Redes sociales y democracia"



La revista Telos repasa la relación entre Redes sociales y democracia. La revista editada por la Fundación Telefónica coordinada por Enrique Bustamante, analiza el nuevo espacio deliberativo de la Red: el nexo de unión entre los nuevos ciudadanos y las instituciones.


El dossier central contiene artículos que abordan la complejidad de esa nueve esfera pública que afectará sin duda a los próximos comicios generales. El movimiento 15-M y su evolución en Twitter de Eva María Ferreras, aborda las consecuencias que tiene el “ciberactivismo” político; Redes sociales digitales y administraciones públicas. ¿Hacia una nueva manera de relación con la ciudadanía? de J. Ignacio Criado, ofrece un balance crítico, pues afirma que las redes sociales tienen un impacto todavía limitado en las Administraciones Públicas y alcanzan a un porcentaje todavía limitado de la población, aunque gracias a la coparticipación del crowdsourcing se terminará por darles un nuevo impulso: el hecho de que las Administraciones Públicas sean intensivas en datos e información facilitará que se conviertan en escenarios naturales de la web 2.0.


En Ayuntamientos en Facebook. ¿El tablón de anuncios del siglo XXI?, Lizette Martínez recoge la presencia de los ayuntamientos españoles de capitales de provincia en Facebook y concluye que esta red social no representa todavía un medio de comunicación eficaz para facilitar el entendimiento entre gobernantes y gobernados; también Las redes sociales y su efecto político. ¿Nuevas Fuenteovejunas digitales? de María Cristina Menéndez, analiza diferentes acontecimientos sociopolíticos ocurridos en todo el mundo, en especial de los casos argentinos, y estudia el uso y la capacidad de cambio social y de relación entre ciudadanos y entre éstos y la esfera política a través de las nuevas formas de e-participación, que combina los actos cara a cara, las movilizaciones, las redes sociales y las comunidades virtuales; etc.


Además, la revolución del mundo árabe está representada en varios trabajos: Juventud y democracia. Valores democráticos en los proyectos migratorios de jóvenes marroquíes de Lucía Benítez, profundiza en la contribución de las redes sociales a las ideas democráticas del imaginario migratorio de la población marroquí, actualmente entre el poder y el control; y Redes sociales y mundo árabe. Lenguaje y significado de Guadalupe Martínez, experta en cuestiones políticas en los países islámicos, contextualiza estas revueltas y las evalúa en función de los instrumentos de Internet utilizados, aunque muestra un escepticismo en relación sobre su funcionalidad real en un proceso que, de todas formas, hubiera terminado produciéndose. El ex Presidente del CIS, y Catedrático de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid, Fernando Vallespín introduce sobre Redes sociales y democracia: ¿un cambio cualitativo?


Peter Dahlgren es el autor invitado, tratando su texto sobre Jóvenes y participación política. Los medios de la red y la cultura cívica. Son algunos de los textos que se completan con las secciones habituales de análisis, experiencias y actualidad.


Número muy interesante, con puntos de vista diversos y con algunos comentarios y opiniones más que discutibles.


Los artículos se pueden descargar directamente en la página oficial de la revista:


http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/DYC/TELOSonline/REVISTA/Dossier/seccion=1212&idioma=es_ES.do

sábado, 3 de diciembre de 2011

Emmanuel Jal, ex-niño soldado sudanés, en el homenaje a Mandela en Londres en 2008

Pinchando sobre el título de esta entrada se puede ver la actuación del artista sudanés Emmanuel Jal, ex-niño soldado, en el Homenaje a Nelson Mandela en Londres en 2008.

El enlace es una crítica del buen amigo Javier Losilla en Babelia - El País en enero de 2006 para poder conocer mejor a un artista absolutamente desconocido entre nosotros.

¿Nueva realidad?

Al final no salió adelante el reglamento que desarrollaba la llamada Ley Sinde, que según bastantes informaciones se había pactado con el PP desarrollar antes del cambio de gobierno. La presión también ha sido muy importante desde el PSOE. Algunos ministros se negaron rotundamente a su aprobación. Me gustaría creer que es por un planteamiento ideológico, pero me temo que es una deriva coyuntural. Si no fuera así no habría salido adelante dicha normativa, en su día, en el Congreso.

Una vez más la presión en la Red ha tenido mucho que ver en ello. La movilización producida, desde que se supo que estaba incluida su discusión en el la mesa del Consejo de Ministros no ha cesado, se ha convertido en la herramienta más útil.

Es difícil de entender el desgaste sufrido por el gobierno de ZP por esta normativa impuesta por las industrias culturales, con la administración estadounidense realizando todo tipo de presiones. Ya se sabe para controlar el mundo es imprescindible controlar las ideas. Algún día se entenderá que fue el principal motivo por el que una buena parte de su base social le dio la espalda. Tampoco son entendible sus últimas decisiones como el apoyo al escudo antimisiles estadounidense, con el correspondiente aumento de tropas de ese país en la Base de Rota, el apoyo vehemente a la intervecnión de la OTAN en Libia o el induto al ex-consejero del Banco de Santander Alfredo Sáenz, también acordado con el futuro gobierno del PP.

Pero las cosas parece que ya no son como eran y parecían. Una multitud anónima ha pasado a formar parte del elenco de personas a las que no se puede obviar. Quién lo haga deberá asumir las consecuencias. La Red es la herramienta y el arma fundamental.
¿Estamos ante una nueva realidad? ¿Ante nuevas maneras de intervención? Parece ser que sí. Aunque realmente me parece poco posible, que determinados profesionales de la política se percaten de ello, actuando en consecuencia.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Un gobierno en funciones no puede aprobar la Ley Sinde

Ante la previsible aprobación de la polémica “Ley Sinde”, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet seguimos manifestando –como hicimos en el Manifiesto de 2 de Diciembre de 2009- nuestra firme oposición a una norma que incluye modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet.


En principio no parece de recibo que un Gobierno en funciones adopte esta decisión en su último o uno de sus últimos Consejos de Ministros. Sería doblemente grave que se confirmaran las presiones ejercidas por EEUU, a través de su embajada en Madrid, como revelaron los cables de Wikileaks.

En todo caso insistimos en estos razonamientos:

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.-La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.


4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.


8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que
versa sobre otra materia.

martes, 29 de noviembre de 2011

Cambio 16 cumple cuarenta años




El 22 de noviembre de 1971 salió a la calle el primer número de Cambio 16. Han pasado ya cuarenta años y la revista decana de información política, cultura y sociedad de nuestro país sigue estando fielmente todas las semanas en los quioscos y en internet. 2.084 números que forman ya parte de nuestra historia.


Para conmemorar estas cuatro décadas se ha editado un número extraordinario, con más de doscientas páginas, que se puede adquirir con el número habitual de la semana, al precio de 3 €.


En el mismo artículos de los responsables de la publicación, políticos, empresarios, sindicalistas, periodistas… y el texto Comunicar la diversidad y salvar la cultura de las industrias culturales ya publicado en este blog.


Más información: www.cambio16.es

Número especial de Telquel sobre las revoluciones árabes


Telquel la revista independiente marroquí ha publicado un número especial En el corazón de la revolución árabe.


En cerca de doscientas páginas un recorrido detallado y magníficamente ilustrado por los acontecimientos recientes de Túnez, Egipto, Libia, Marruecos, Siria, Yemen…


Imprescindible para comprender el punto de vista de la prensa independiente del país vecino. Movilizaciones populares, redes sociales, papel de los países europeos y Estados Unidos… mucha información y muchos más interrogantes de una realidad tan próxima de las que muchos opinan sin tener realmente ningún conocimiento mínimamente para hacerlo.


Más información: www.telquel-online.com

Las grandes ideas para el 2012 de Adbusters


La revista de la organización anti consumista Adbusters publica en su último número las mejores ideas para el 2012. Como siempre originalidad y contra el derroche con el que nos presionan la mayoría de los medios convencionales y a los que ataca habitualmente desde sus páginas esta organización con sede en Canadá.


Toda la información en: www.adbusters.org

lunes, 28 de noviembre de 2011

Corrupción, responsabilidad y ubicación


Me invita Clara Ballesteros de ACERCA, programa de formación de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID), a acudir al I Seminário Nacional sobre Jornalismo Cultural en Maputo (Mozambique). Más adelante intentaré hacer una entrada sobre el mismo.


Durante mi estancia en la capital mozambiqueña se presenta el informe Dia a dia e corrupçao: opinao pública em Mocambique a cargo de Transparency International. Mil entrevistas por todo el país para conocer el grado de corrupción existente. Policía, sistema educativo, funcionarios, partidos políticos, parlamento, justicia, fuerzas armadas, empresarios, confesiones religiosas, medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales son por este orden las entidades, de mayor a menor, más corruptas.


Aunque son días de trabajo continuo, sin parar, siempre hay un tiempo para leer nuestra prensa mediante internet. 20.000 millones de euros costará reflotar la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), intervenida como la de Castilla La Mancha (CCM) y CajaSur. Otras tres: Novacaixagalicia, Catalunya Caixa y Unnim han sido nacionalizadas. Todos sus directivos han recibido gratificaciones millonarias. Un ex responsable de Caixa Penedès se asigno 11 millones de pensión. El último Consejo de Ministros indulta a Alfredo Sáenz Consejero Delegado del Banco de Santander.


Alcaldes y concejales de Barcelona se gastan más de 38.000 € al año en dietas. En El País podemos leer el colosal saqueo de dinero público producido en la Comunidad Valenciana, mientras en Público la trama que hacienda ha descubierto a Iñaki Urdagarin y a Cristina de Borbón. Informe donde están implicados la SGAE, Jaume Matas, Generalitat Valenciana… ¿Para cuándo algún comunicado de la Casa Real sobre el tema?


La corrupción está en todos los lugares pero no es de recibo tratar a todos de igual manera. Las realidades personales y políticas hay que tenerlas en cuenta. No se puede incluir en el mismo saco a un policía en Maputo que te pide un refresco o una botella de agua que a máximos responsables institucionales, políticos, económicos y sociales de un país autodenominado como democrático.

martes, 15 de noviembre de 2011

Tiempo de ellas



Columna de opinión aparecida en el número 2.082 de la revista Cambio 16 correspondiente a esta semana.



Escribo esta nota en plena campaña electoral. Ningún candidato ha realizado propuesta alguna relacionada con el mundo de la cultura. La ocasión es aprovechada por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, calificada en Wikipedia como grupo de presión, para afirmar que la piratería alcanza en España el 77,3 por ciento, aseverando que solo dos canciones de cada cien son legales y la mitad de los libros que leemos son piratas. El 3 de mayo, El País comentaba que el gobierno de Estados Unidos anunciaba que nuestro país “había dejado de ser pirata”.


La falta de propuestas culturales es aprovechada por el lobby industrial-cultural para intentar acercar el ascua a su sardina con su habitual espíritu devorador ante la imposibilidad de convencer a nadie de que una edición para e-book cueste lo mismo que una de papel y un CD bastante más que un vinilo. Olvidan además que de niños todos admirábamos aquellos piratas con pata de palo y loro al hombro, que se apropiaban de los botines expoliados por nuestras monarquías en los territorios saqueados y de mayores sus comunas, tan bien relatadas por Bernardo Fuster en el libro Los hermanos de la Costa. Piratería libertaria en el Caribe.


Los candidatos se olvidan comentar recortes presupuestarios, cierre de festivales, de infraestructuras, precariedad laboral, despidos… que supondrá una pérdida importante de nuestra identidad cultural, la que nos identifica y debería enorgullecer, sucumbiendo ante una hegemonía que promueve el individualismo, la apatía y un control ideológico monolítico.


Olvidemos por un momento lo anterior y felicitemos a Ana Borderas por su Premio Nacional de Periodismo Cultural. La periodista de la Cadena Ser nos acerca todas las semanas a la cultura desde la Hora Extra. El programa va camino de las dos décadas siempre abierto a todo tipo de noticias culturales. El Ojo Crítico de RNE es la otra referencia cultural radiofónica a nivel estatal. Programas, estilos diferentes de entender la comunicación cultural, pero dispuestos a mostrar aquello que cuesta tanto difundir y que tiene en la pluralidad el principal valor.


Diversidad reconocida en el Festival In-Edit de Barcelona al documental Next Music Station: Morocco, dirigido por Fermín Muguruza, que se alzó con el Premio al Mejor Documental Nacional. “Premio por el valor documental de este exhaustivo viaje a través de las múltiples caras de la música viva y poderosa de un país… Sin abandonar nunca el hilo conductor de la música, la película consigue retratar además la diversidad social de Marruecos, y mostrarnos cómo el trabajo de los músicos ya prefiguraba los cambios políticos que se han dado en el país: la música como obra indisociable de las sociedades en que nace”. Al conocer el premio, el director felicitó a Yolanda Agudo López, productora local y responsable de los contenidos artísticos, la mayoría desconocidos para nosotros y algunos incluso para los propios marroquíes.


Yolanda forma parte de ese grupo de excelentes profesionales que están detrás de grandes y pequeños proyectos cuya labor es casi siempre ignorada y poco reconocida. Mujeres polifacéticas, creativas, intuitivas, prácticas, con dotes de mando sin intimidar, con visión. Apasionadas e ilusionadas con su trabajo, pero siempre pendientes de lo que se mueve a su alrededor, es decir, comprometidas. Generosas, con sentido común, sensatas, exigentes… además de magníficas personas. Es el momento de que asuman el poder real. Con ellas no nos puede ir peor de lo que estamos. Existen Aguirres, Sindes, Diezs, Merkels… que pueden hacer dudar, pero son solo referencias de la peor estructura y manera de entender la política diseñada por y para el género masculino, felizmente en demolición. Por nuestros bien, el de próximas generaciones y el del planeta.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Comunicar la diversidad

La comunicación es parte de la cultura y como tal hay que entenderla. En momentos como los actuales es preciso tener más que nunca presente las circunstancias y características en las que se mueve. Crisis económica fruto de una globalización donde el auténtico poder es el financiero, con margen más que limitado para los gobiernos nacionales, como hemos podido comprobar recientemente con el referéndum frustrado en Grecia. Concentración mediática y revolución digital son signos de una realidad en la que nos batimos y que marcan cualquier tipo de acción divulgativa. Atrás queda el famoso cuarto poder que tambaleaba y hacía caer gobiernos e instituciones, cuyo objetivo principal era informar y denunciar abusos de cualquier signo, promoviendo la pluralidad. En el ámbito cultural la mayoría de las grandes empresas del ocio y el entretenimiento tienen intereses directos e indirectos en los medios de comunicación más conocidos, marcando por tal motivo las agendas, informaciones y opiniones de estos.
El capitalismo global, financiero y digital marca nuestro destino. Una globalización que aumenta diariamente su presencia en la cultura, convirtiéndose en la mayor amenaza contra  la misma, enfrentada a identidades artísticas locales, innovadoras… visibilizándose explícitamente en la involución de las lenguas minoritarias. Según William Merrill del Instituto Smithsoniano de Washington D.C., de las 6.000 lenguas existentes, la mitad desaparecerán en este siglo y solo una docena son mínimamente visibles. Nuestra historia, la de la humanidad, en vías extinción.
Medios y corporaciones que no tratan de igual manera una iniciativa promovida desde una industria, una propuesta independiente u otra ligada a la cooperación y el desarrollo cultural. España encabeza el ranking mundial de obras editadas con licencia libre, Creative Commons, pero es prácticamente imposible enterarse de alguna de estas referencias en los grandes medios. Más de diez millones de creaciones se han distribuido en nuestro país bajo este tipo de licencia y prácticamente ninguno se ha hecho eco de ninguna de ellas. La industria cultural (IC) apoya mayoritariamente aquello que supone rentabilidad económica exclusivamente. En un reciente debate sobre comunicación y cultura celebrado en Madrid, el representante de un diario de difusión nacional presumía de enviar a la papelera todos los correos electrónicos que recibía a diario, aprovechando de paso para ridiculizar a los profesionales de la comunicación cultural independiente. Por fortuna, la mayoría de los profesionales no actúa así, pero ilustra la manera de pensar y actuar de algunos sometidos a marcas y productos de consumo fácil. En contraposición, el periodista Miguel Mora comentaba al recibir el Premio Francisco Cerecedo la importancia del trabajo colectivo desde distintos lugares, para completar y enriquecer una información, mencionando la labor realizada por el Financial Times ante “la crisis de pánico desatada en Europa por el anuncio de referéndum en Grecia”.
Silencios y globalización informativa forman parte de una estrategia perfectamente orquestada y magníficamente dirigida. Los países del llamado primer mundo controladores de la cultura material, dirigen sus pasos, como muy bien detalla el catedrático Ramón Zallo en “Estructura de la comunicación y la cultura” (Gedisa 2011), para controlar lo inmaterial, lo intangible, el saber y el conocimiento. Para lograrlo se precisa la mayor concentración mediática, grupos multimedia que desarrollen programas en Internet y presencia en corporaciones fabricantes de equipos electrónicos. Solo algunos medios de comunicación públicos y cientos de propuestas autónomas garantizan cierta equidad, difundiendo iniciativas ajenas a las grandes industrias del ocio y del entretenimiento masivo.
La aparición de las Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TIC) han cambiado en parte dicha realidad, modificando las formas de comunicación y las maneras de relacionarse.
Los que realizamos actividades en el ámbito de la cultura al desarrollo, en la cultura independiente, apostando por la diversidad cultural, la resistencia ante la globalización cultural es un eje irrenunciable, como también la incidencia promoviendo la recuperación de espacios de profundizando democrática y la disidencia ante la presión de las industrias. Una manera de actuación ante la hegemonización, el discurso y la visión dominante, otra forma de intervenir políticamente. Valores en construcción para intentar conseguir mejorar la calidad de vida, modelos diferentes donde la participación colectiva es indispensable, sin renunciar el derecho a la utopía.
En plena crisis de un modelo que no da más de sí, con recortes inimaginables en nuestro mínimo estado del bienestar, donde lo realmente importante es salvar el sistema financiero y no a los ciudadanos y ciudadanas, nos encontramos con unas plazas atestadas de personas, la ocupación de espacios abandonados al servicio de los más débiles y un debate plural sobre posibles alternativas.
¿Qué está pasando? El divorcio entre clase política y ciudadanía parecen evidentes. La intimidación permanente se rompe, el aislamiento se fragmenta, y el miedo se pierde. Discursos que justificaban las medidas tomadas que el trascurrir del tiempo han puesto de manifiesto su poca utilidad, han puesto en evidencia a sus propagadores perdiendo la credibilidad ante una buena parte de la ciudadanía, quizás la más activa. Desasosiego y angustia auspiciados desde el poder se rompen al rechazar cada vez más personas el individualismo y la soledad impuestos como forma de desmotivación colectiva. Se trata de recuperar el ágora ciudadana, el punto de encuentro, de debate, de decisión. No nos representan se ha convertido en un grito multitudinario en calles y plazas de todo el mundo ejemplo contra la resignación, la manipulación, la impunidad. Realidad que muchos desprestigian y otros quieren convertir en un nuevo espectáculo mediático, ejemplos de subordinación de los medios al poder económico y/o político.
No acaban de comprender la importancia de la autocomunicación, siguen sin entender, ni valorar, lo acontecido en las calles de Atenas, Madrid, Roma, El Cairo, Túnez, Tánger, Nueva York… incapaces de percibir que la rebeldía es un valor ante el poder mundial de los mercados, y la parálisis y dejadez de los gobiernos nacionales.
Un valor que apuesta por proposiciones no habituales estimulando la acción y la labor común, contribuyendo a romper, como bien indica Armand Mattelart, el modelo vertical de información. Un reto basado en la descentralización y participación, en la horizontalidad implicando y haciendo partícipe a todos los intervinientes, fomentando la comunicación multidireccional. Lo importante ya no es el medio sino el mensaje, superando la jerarquía entre emisores y receptores y la subordinación informativa a la rentabilidad económica. Todo cambia como indica el Profesor Manuel Castells “el poder depende del control de la información, el contrapoder de romper dicho control”.
No entienden las revueltas en Francia en 2010. Miraron con simpatía a las primaveras árabes y al mismo tiempo despreciaron a los opositores de la llamada Ley Sinde, cuando era evidente que dicha norma no pretendía la defensa de nuestra creación, más bien se trata de un  instrumento al servicio de las industrias del entretenimiento norteamericanas, como se puso de manifiesto al hacerse públicos los intercambios de mensajes entre representantes de gobierno y oposición de EE UU y España, que Wikileaks reveló. Mientras trataban de controlar La Red, algunos de los máximos defensores de la Ley Sinde eran cercados por los Cuerpos de Seguridad del Estado para acabar detenidos con cargos, evidenciándose un importante cúmulo de irregularidades y despropósitos. Significativo silencio de la mayoría de los que criminalizaron a los opositores a dicha ordenanza ante lo acontecido, nadie parecía enterarse de nada, solo interesaba recibir los emolumentos con regularidad. 
En paralelo se desarrollan modelos de comunicación emergentes, consolidándose y visualizándose  movimientos como No Les Votes, Democracia Real Ya, Juventud Sin Futuro, Plataforma de Afectados por la Hipoteca… a los que nadie parece prestar atención. Su capacidad de movilización se evidencia el 15-M consiguiendo la simpatía y aprobación de la mayoría de la población, como confirman todas las encuestas sobre el tema, a pesar de la descalificación continua recibida por buena parte de los medios de comunicación y de la clase política, que no dudan en calificarlo en algunas ocasiones como un movimiento antisistema, impulsores de la guerrilla urbana, relacionado con el terrorismo de ETA.
La convocatoria del 15-O a nivel mundial saca a la calle a millones de personas en más de mil ciudades de cien países de los cinco continentes. Salen sin banderas partidistas, sin consignas oficiales, sin líderes reconocidos. Son los únicos que parecen entender que ante un poder globalizado donde los gobiernos nacionales tienen escaso margen de actuación, es preciso una respuesta internacional. Una movilización realizada por Internet que deja atónitos a medios de comunicación, representantes políticos, sindicales y vecinales, que abre los informativos y las portadas de todo el mundo.
Se siguen desarrollando nuevas formas de participación, decisión, creando todo un proceso democrático desconocido donde se involucran personas de diversa condición, edad, procedencia y creencias. La descentralización en barrios y pueblos consigue que el movimiento tenga más presencia entre la ciudadanía, conformando con la autocomunicación unas señas de identidad que lo diferencian.
La persuasión es la tercera. Basada en la credibilidad de la acción, el contenido, la claridad, la continuidad y la utilización de múltiples canales, desde los convencionales a los digitales, pasando por métodos de difusión clásicos de barrios y pueblos (pegadas de carteles, mesas en plazas, asambleas vecinales…) han permitido que un movimiento que no llega al medio año de existencia se haya convertido en un referente mundial. Parte del éxito es debido a una comunicación novedosa que combina todo tipo de instrumentos y herramientas, ensamblándolas conjunta y coherentemente, teniendo siempre presente el más apropiado para cada intervención y acción. Una manera de romper el silencio mediático, ejemplo para difundir aquello que a los medios convencionales no les interesa divulgar.

martes, 8 de noviembre de 2011

Lo llaman democracia ¿y lo es? Democracia bajo mínimos

La última semana de octubre y la primera de noviembre pasarán a la historia como los días en los que la democracia retrocedió a niveles desconocidos en nuestros territorios más próximos, aquellos que siempre se han puesto como ejemplo para la gobernanza de los pueblos. La UNESCO admite a Palestina como país de pleno derecho y el Presidente Obama retira todas las ayudas de Estados Unidos al organismo internacional. No debería de extrañar, el Premio Nobel de la Paz es responsable de la captura de aquellos que se consideran enemigos o han dejado de interesar al capital financiero de su país. Los asesinatos de Bin Laden y Gadafi deberían indignar a cualquier persona con unos valores democráticos mínimos. El pasado de ambos no justifica ejecuciones como las padecidas. En paralelo, el gobierno democrático israelí responde a dicho reconocimiento con nuevos asentamientos ilegales en territorios palestinos, además de dos mil viviendas, congelando el pago de impuestos que adeuda a la Autoridad Palestina. De manera casual un ataque cibernético deja sin teléfono e Internet a Cisjordania y Gaza.
La Europa democrática entra en crisis porque el primer ministro griego George Papandreu pretende realizar un referéndum para que su pueblo decida sobre el rescate financiero al país, que según observadores independientes tiene más que ver con intereses de la banca francesa y alemana que con la realidad helena. Dirigentes democráticos europeos han condenado la propuesta que con casi toda seguridad no se realizará. Presión política y financiera otra vez unidas en la misma dirección; en esta ocasión para condenar al país cuna de la democracia.
El Alto Tribunal de Londres decide que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, sea extraditado a Suecia para ser interrogado sobre presuntos delitos sexuales.
La Junta Electoral impide cualquier reunión, concentración o convocatoria en cerca de ciento cuarenta espacios públicos de Madrid, que se reservan en exclusiva para actividades de los partidos políticos. En total se han proclamado veintiséis candidaturas en la comunidad que tendrán a su disposición más de mil novecientos espacios disponibles para sus actos ¿Alguien se puede creer que la acotación de dichos espacios es por este motivo? ¿Se van a hacer tantos actos públicos en apenas dos semanas? o más bien ¿Se intenta silenciar a movimientos como el 15M? La nueva normativa electoral ha supuesto la reducción en un setenta y cinco por ciento de las candidaturas en Madrid, eliminando de un plumazo a todos los grupúsculos de extrema derecha que evidentemente votarán al PP. Felicitación por una estrategia que permite concentrar por ley todo el voto conservador y ultraconservador, con el apoyo del PSOE, CIU y PNV.
El divorcio entre clase política y ciudadanía es cada vez más evidente en nuestra vieja Europa. Ciudadanas y ciudadanos ignorados continuamente por un poder global al que están sometidos los gobiernos nacionales. El retroceso de la democracia es innegable, a nadie debe de extrañar que el grito más repetido en las manifestaciones sea “le llaman democracia y no lo es”. La protesta global es preciso que se visualice institucionalmente ¿Quién puede realmente hacerlo? ¿Quién tiene credibilidad para ello?
Un poco más lejos, como contraposición, un ex guerrillero del M-19, Gustavo Pietro, se convierte en la segunda personalidad política con más poder en Colombia al triunfar en las elecciones para la alcaldía de Bogotá. Una propuesta por la justicia y la corrupción que le llevó a abandonar su antigua formación, presentándose a las elecciones con una nueva, con apenas cuatro meses de existencia. Su triunfo evidencia que la ciudadanía apoya nuevas maneras de intervención cuando estas son creíbles y logran la interactuación colectiva. Si es posible en Colombia, también debe serlo en Europa.